Preacuerdo

Botín compra a Royal Bank cuatro financieras en Europa

Suma y sigue. El grupo Santander anunció el viernes que ha llegado a un preacuerdo con Royal Bank of Scotland para comprar sus financieras en Alemania, Austria, Bélgica y Holanda, en una operación con la que sumará 2.200 millones de activos. Hace una semana adquirió otros 9.000 millones procedentes de General Electric.

Santander Consumer Finance, la filial de préstamos al consumo del grupo financiero español, va camino de convertirse en una de las joyas de la corona. Paso a paso, compra a compra, esta área de negocio está cobrando un importante peso específico entre las fuentes de ingreso de la entidad. En tan sólo una semana, el banco presidido por Emilio Botín ha incorporado más de 11.200 millones de euros a su cartera de préstamos personales, tarjetas y financiación para la compra de automóviles.

El último paso lo dio el viernes, cuando anunció que ha llegado a un acuerdo para adquirir las financieras de Royal Bank of Scotland (RBS) en Alemania, Austria, Bélgica y Reino Unido. Con esta operación, cuyo precio aún no se ha fijado, la firma española suma 2,3 millones de clientes y una plantilla de 861 trabajadores. Además, refuerza su liderazgo en un mercado tan importante como el alemán y abre negocio en Bélgica, donde aún no estaba presente.

Esta compra se produce tan sólo una semana después de que Santander se hiciera con las financieras del conglomerado estadounidense General Electric (GE) en Reino Unido, Alemania, Austria y Finlandia. El grupo español, que a cambio de estas filiales cedió a GE el banco de inversión italiano Interbanca, sumó a su cartera de créditos un volumen de 9.000 millones de euros.

SANTANDER 2,78 0,02%

Las financieras de RBS que pasarán a manos de Santander están especializadas en préstamos al consumo (directamente y a través de distribuidores), tarjetas de crédito y financiación para la compra de vehículos. La adquisición está condicionada a un acuerdo definitivo y a la obtención de las autorizaciones pertinentes del supervisor bancario alemán y las autoridades de competencia.

La operación hecha pública el viernes, además de constituir un refuerzo para Santander Consumer Finance, una división que ya genera el 9% de los ingresos del grupo y para cuya dirección se fichó recientemente a Magda Salarich (una de las ejecutivas españolas mejor valoradas), supone el enésimo trueque entre RBS, Santander y Fortis, tras la maniobra, en 2007, sobre ABN Amro.

El grupo español, que según los analistas ha rentabilizado más que sus socios la adquisición y cuenta con mejor situación financiera, ha comprado y vendido varias de las filiales que le correspondieron en el reparto de activos.

Primero se desprendió de Banca Antonveneta (adquirida por Monte Dei Paschi por 9.000 millones) y más tarde tomó operaciones en Brasil de sus aliados: el negocio de clientes globales de RBS por 750 millones y las actividades de gestión de activos de Fortis por 209 millones. La adquisición anunciada el viernes provee liquidez a RBS, que fue el miembro del consorcio que realizó el mayor desembolso, y refuerza la apuesta estratégica de Santander por la financiación al consumo. 'La operación se enmarca dentro de las revisiones estratégicas post-ABN', asegura un portavoz de RBS. 'Santander será un buen propietario para nuestras filiales'.

Filial en auge

Implantanción Santander Consumer Finance está ya presente en 18 países europeos, Chile y Estados Unidos.

Clientes Con las últimas compras, la filial ha ampliado su base de clientes y ya supera los 12 millones.

Beneficios En el último ejercicio, Santander Consumer registró un resultado atribuido de 719 millones, con una subida del 27%. La filial de EE UU es la que más aporta.