Telecos

Telefónica suma 37 millones de clientes en Brasil gracias a Telemig

Telefónica es desde el jueves un poco más líder en el móvil de Brasil. Su filial en el país, Vivo, que comparte al 50% con Portugal Telecom, ha cerrado el acuerdo para hacerse con el control de Telemig, la operadora celular del Estado de Minas Gerais. Ha pagado por ella 429 millones de euros, el precio estipulado en agosto del año pasado, cuando se anunció el acuerdo, y consigue un triple objetivo.

Por un lado, la compañía amplía su presencia a casi todo Brasil y, por descontado, a las zonas donde se concentra el máximo de población. También agranda la distancia con sus dos inmediatos competidores, América Móvil y Telecom Italia, que la seguían muy de cerca. Y en último lugar, la filial de Telefónica da un salto de casi cuatro millones de clientes y lleva su parque total de usuarios celulares por encima de los 37,4 millones.

El camino recorrido hasta cerrar el acuerdo ha sido largo. Vivo ha comprado la participación de los socios mayoritarios. Tiene en sus manos el 53,9% del capital con derecho a voto y un 4,27% del resto de las acciones, lo que equivale al 22,72% del accionariado. Pero para hacer esto posible, primero ha tenido que conseguir varias autorizaciones en el país y hacer una desinversión. Telemig también es dueña de otra operadora, que se ha tenido que vender para alcanzar los parabienes regulatorios.

TELEFÓNICA 3,54 -1,26%

Y la operación todavía no ha terminado. Vivo tiene ahora que lanzar una opa sobre el resto del capital con derecho a voto a un precio no inferior al 80% del pagado en la operación. Si los accionistas acudieran en pleno, Vivo tendría que desembolsar más de 160 millones adicionales.

La compra de Telemig llega justo cuando Vivo ha puesto fin a la tendencia bajista en clientes y ha comenzado a ganar posiciones gracias al despliegue de una nueva red de GSM. El cambio también ha tenido efectos en su cuenta de resultados.

Desde Ecuador, mientras tanto, Telefónica ha recibido otra buena noticia. Su filial en el país y el Gobierno han alcanzado un pacto para renovar la licencia de móvil por 15 años. Telefónica ha comunicado su acuerdo con las condiciones establecidas y pone fin a varias semanas de incertidumbre, ya que Ecuador ha puesto un precio alto a la concesión y se desconocía si la española iba a aceptarlo.