Vivienda

Solbes descarta el frenazo inmobiliario que augura el FMI

El vicepresidente económico en funciones, Pedro Solbes, admitió el viernes que el ajuste del sector de la vivienda ha sufrido una 'cierta aceleración' como consecuencia de las turbulencias financieras internacionales, pero descartó una caída de precios como la que prevé el FMI, que el jueves pasado alertó de que el sector inmobiliario en España está sobrevalorado entre un 15% y un 20%.

'Hay posiblemente una cierta aceleración de ese aterrizaje, pero seguimos pensando que el ajuste se va a producir a lo largo de varios años: 2008 y 2009 van a ser fundamentales', afirmó al término de la reunión informal de los ministros de Economía de la zona euro y de la UE.

Insistió en que 'hablar de sobrevaloración de forma global no tiene ningún sentido', por la variedad de mercados inmobiliarios que hay (de primera y segunda residencia; urbano, rural y de playa; centro de las ciudades y periferia, etc.). Añadió que el FMI no tiene en cuenta el impacto de la inmigración, ni el aumento del número de hogares.

Por otra parte, el Ministerio de Trabajo explicó el viernes que la construcción y los inmigrantes impulsaron la movilidad geográfica el año pasado. En 2007 se registraron 2,3 millones de contratos que implicaban que el trabajador tenía de desplazarse a una provincia distinta a la de su residencia, lo que supone un ligero aumento respecto a 2006. El perfil de estos trabajadores es el de varón, de unos treinta años, con estudios secundarios y que ocupa puestos cualificados en la construcción. La tasa de movilidad entre provincias de los extranjeros es del 17% frente al 11% de los españoles.