Problemas financieros

El fondo Appaloosa retira su apoyo financiero de 1.624 millones a Delphi

El fondo de inversión Appaloosa Management, líder de un grupo de inversores que iba a financiar el plan de recuperación de la rentabilidad del fabricante de componentes para automóviles Delphi, ha decidió retirar su apoyo financiero a la compañía estadounidense por valor de 2.550 millones de dólares (1.624 millones de euros), informó hoy Delphi en un comunicado.

El presidente y consejero delegado de la multinacional con sede en Troy (Michigan), Rodney O''Neal, admitió que esta decisión del plan de inversores "es muy decepcionante", aunque resaltó que su empresa trabajará para salir de la situación de suspensión de pagos, en la que se encuentra desde octubre de 2005, "lo antes posible".

Appaloosa Management era la entidad líder de un consorcio de inversores en el que se encontraban presentes Harbinger Capital Partners Master Fund I, Merril Lynch, Pierce, Fenner & Smith, UBS Securities, así como Goldman Sachs y Pardus Capital Management.

Así, los inversores liderados por Appaloosa habían comprometido su apoyo financiero por valor de 1.624 millones millones de euros, que formaba parte de los 6.100 millones de dólares (3.885 millones de euros) que necesita Delphi para funcionar su plan de recuperación de la rentabilidad.

Uno de los principales inversores en este plan de mejora era la anterior matriz de Delphi, General Motors, que a principios del pasado mes de marzo aumentó su participación en esta iniciativa hasta 2.000 millones de dólares (1.324,5 millones de euros).

Delphi señaló que esta ruptura del acuerdo de financiación por parte de Appaloosa podría suponer que el fondo de inversión tenga que hacer frente al pago de una indemnización por incumplimiento de los términos acordados.

El vicepresidente del fabricante de componentes para automóviles, John Sheehan, se mostró muy desilusionado por la decisión de este grupo de inversores y resaltó que Delphi está preparada para tomar las acciones necesarias para lograr el mejor interés de la compañía y de sus accionistas.