Multa

Prohibido compartir propinas en Starbucks

La cadena de cafeterías estadounidense Starbucks se enfrenta a una ola de demandas en Estados Unidos por incumplir la normativa de propinas, un delito que le costará 100 millones de dólares (casi 64 millones de euros) en California.

La empresa ya ha anunciado que recurrirá la decisión de la juez de San Diego que a principios de marzo consideró culpable a Starbucks de obligar a los empleados a compartir las propinas con los encargados de las cafeterías, algo prohibido por la ley del Estado.

El éxito de este caso, que se remonta a 2004, ha encendido la mecha para demandas similares en otros Estados. De este modo, Starbucks ha visto cómo se abrían otros frentes contra su política de propinas en Minnesota y Massachusetts hace dos semanas y ahora Nueva York, después de que se presentase este viernes una demanda similar en un juzgado de Manhatan.

Desde la cadena de cafeterías consideran esta ley "extremadamente injusta y fuera de toda lógica", en palabras del director ejecutivo Howard Schultz, que entiende que los supervisores de los restaurantes tienen derecho a recibir parte de las propinas porque su trabajo está dirigido a ofrecer un mejor servicio al cliente.

El recurso que estudia plantear Starbucks en contra de la decisión judicial de la juez de San Diego dará tiempo a la empresa para buscar una solución antes de tener que pagar, algo que no entra en los planes de la dirección. Asimismo, la compañía ha alegado en su defensa que los supervisores no actúan como gerentes.