Turbulencias financieras

La banca española pide al BCE y a la Fed que devuelvan la normalidad al mercado crediticio

El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), Miguel Martín, pronosticó hoy que "Europa sufrirá el impacto de la recesión en Estados Unidos", y reclamó a los bancos centrales que adopten las medidas adecuadas para restablecer la normalidad de los mercados financieros.

"Tienen que adoptar las medidas, no sé si las que están tomando u otras, para la consecución del objetivo, que es restablecer la normalidad de los mercados y no permitir que sigan sin funcionar", dijo Martín en la presentación de los resultados anuales de la banca española.

Martín subrayó que la economía europea goza de buenos fundamentos económicos y que no se encuentra en una situación igual a la estadounidense, por lo que las actuaciones que habrá de emprender la Reserva Federal Estadounidense (Fed) serán de mayor calado que las que emprenda el Banco Central Europeo (BCE).

Asimismo, consideró que las autoridades no pueden dejar que los mercados de capitales permanezcan cerrados permanentemente, y expresó su convencimiento de que las inyecciones de liquidez deben seguir llevándose a cabo, aunque sólo se trate de un paliativo para dotar de liquidez al sector financiero.

"Lo que nos interesa es que se restablezca la confianza, que es un proceso muy lento", dijo. "Cuando las autoridades están alarmadas acaban actuando", indicó Martín, en alusión a algunas iniciativas llevadas a cabo por el organismo que preside Ben Bernanke.

2009 será peor

El presidente de la patronal de la banca aventuró que el año 2009 "será peor" que el presente ejercicio, si bien insistió en su esperanza de que no se prolonguen demasiado los efectos de las turbulencias desatadas por las hioptecas basura en Estados Unidos y que la crisis sea corta.

"La bajada de los tipos de interés es impresionante, la compra de activos también, todo esto ha de suponer que la crisis en Estados Unidos sea corta y que cuando se recupere la confianza aquí se trasladará a todo el mundo", confió.

Resultados

Los bancos ganaron 18.877,4 millones de euros en 2007, lo que supone un incremento del 19,82% respecto al beneficio del ejercicio anterior, que se situó en 15.754 millones de euros.

Subrayó que 2007 ha sido un año ¢excelente, pero que marca diferencias¢, y que se ha caracterizado por el inicio de una progresiva desaceleración económica tanto en Estados Unidos como en España, así como por la ¢dislocación¢ de los mercados internacionales de liquidez y crédito, factores que marcarán la evolución de 2008.

¢Los bancos españoles han conseguido sus posicionamientos estratégicos. Todos han avanzado en su estrategia y se sienten seguros en el camino que han emprendido¢, dijo Martín, para quien el sector financiero ha terminado con éxito un año ¢que seguía a una serie de años excelentes y que permite ver con tranquilidad el futuro¢.

Además, incidió en la fortaleza de balance de los bancos españoles y la falta de productos 'subprime', si bien reconoció que la economía española se enfrenta a la desaceleración, agravada por una etapa de incertidumbre. ¢Los riesgos de crecimiento son a la baja y los de inflación al alza, pero la economía española tiene fortalezas¢, dijo.

Los bancos aumentaron un 13% los créditos a la clientela, hasta 1,18 billones de euros, lo que supone un crecimiento similar al registrado por los depósitos, lo que muestra el interés de las entidades en buscar liquidez a raíz de las turbulencias financieras desatadas por la crisis de las hipotecas basura originada en la primera economía mundial. Concretamente, los depósitos aumentaron un 13,5% y se elevaron a 767.500 millones de euros.

La morosidad del sistema financiero creció un 0,92% el pasado año, mientras que la de los bancos se estableció en el 0,76%. Así, la mora hipotecaria española se situó por debajo de la otros países como Estados Unidos, Reino Unido e Italia, y las tasas de cobertura españolas fueron elevadas, del 215% para el conjunto del sistema financiero, y del 248% en el caso de los bancos. No obstante, Martín aventuró que las coberturas se reducirán en en el futuro, a la luz de las dificultades que se presentan.