Investigación

La patronal alimentaria cuestiona la independencia de Competencia

La Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) rechazó hoy que haya intervenido para concertar precios en el sector y cuestionó la independencia de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC), un organismo al que ¢le interesaba tener un chivo expiatorio¢ como esta patronal y que ayer abrió expedientes sancionadores contra asociaciones de empresarios del sector.

¢No sé si ha actuado con la debida independencia o está manipulada por el poder¢, señaló en rueda de prensa el secretario general de la FIAB, Jorge Jordana, quien comparó esta situación con la ocurrida durante la pasada legislatura con la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), cuyo presidente en ese momento, Manuel Conthe, manifestó en el Congreso de los Diputados que ¢las decisiones de este organismo habían sido manipuladas por el entorno político¢.

¢Es sospechoso que las pruebas que han buscado en las asociaciones sean de octubre y el expediente lo abran en abril¢, señaló el secretario general de la FIAB, quien se preguntó por qué se ha tardado tanto en actuar. ¢Me gustaría que, si mis temores son ciertos, esto fuera el último coletazo de una forma de hacer política que ya se utilizó en la anterior legislatura¢, dijo.

Responsabilidades políticas

Jordana aseguró que, una vez que concluya el expediente y se demuestre que la organización que dirige no tiene ¢nada que ver¢, dado que ¢no hay pruebas¢, pedirá responsabilidades políticas ¢donde sea¢, posiblemente en el Congreso de los Diputados.

Según defendió, la FIAB no hizo nada para concertar precios y simplemente ¢alertó a los poderes ejecutivos de que prestaran atención a un problema que no estaban teniendo en cuenta y que podría tener consecuencias graves¢.

¢Estamos ante una cortina de humo con al que se intenta ocultar la inacción¢, señaló Jordana, para quien la apertura de expediente sancionador por parte de la CNC ¢se sostiene en el aire y no tiene entidad¢, dado que, en el caso de la FIAB, sólo tienen como prueba una nota de prensa del pasado mes de junio en la que alertaban de que la industria alimentaria estaba siendo afectada por los fuertes incrementos de las materias primas.

Por su parte, el presidente de la patronal (CEOE), Gerardo Díaz Ferrán, no cree que se hayan pactado las subidas de los alimentos. En una entrevista realizada esta mañana en Onda Cero y recogida por Europa Press, Díaz Ferrán ha explicado que "los empresarios creen en la libre competencia" y que desde la CEOE justamente han defendido siempre el libre mercado.

Concretamente, las instancias expedientadas fueron la Federación de Industrias Alimentarias y de Bebidas (FIAB), así como a diversas asociaciones dependientes de ésta; la Organización Interprofesional de Avicultura de Carne de Pollo del Reino de España (Propollo), la Organización Interprofesional del Huevo y sus Productos (Inprovo) y la Asociación de Fabricantes de Pan del Principado de Asturias.

Las asociaciones niegan las acusaciones

Propollo rechazó hoy que haya recomendado precios a las empresas del sector y defendió que sólo alertó el pasado agosto de la posible subida del precio del pollo por el alza de los cereales.

¢Luego los mercados se comportan como se comportan, porque son inmanejables¢, destacó el presidente de la Interprofesional, Federico Félix, en declaraciones a Europa Press.

Asimismo, la Organización Interprofesional del Huevo y sus Productos (Inprovo) ha negado rotundamente las acusaciones y ha dicho en un comunicado que es "la primera interesada" en la libre competencia.

Investigación de Competencia

Aunque la CNC reconoce no haber encontrado pruebas de la existencia de ¢acuerdos explícitos¢ entre productores y comercializadores para elevar los precios, a tenor de las investigaciones hechas hasta la fecha, estas asociaciones podrían haber incurrido en prácticas restrictivas de la competencia.

En concreto, la Comisión cree posible que las patronales alimentarias hayan incumplido el artículo primero de la Ley de Defensa de la Competencia, por el que se prohíbe todo ¢acuerdo, decisión o recomendación colectiva o práctica concertada o conscientemente paralela¢, que pueda ¢impedir, restringir o falsear la competencia¢.

La CNC ha informado ya a todas las organizaciones expedientadas, y ahora se da un plazo de dieciocho meses para concluir sus investigaciones y, en caso de que se confirmen sus sospechas, sancionar a los culpables.

Bruselas insta a reclamar

La Comisión Europea quiere facilitar a los consumidores y las empresas europeas la reclamación de compensaciones económicas por los daños causados por ¢cárteles¢, con el establecimiento de un modelo común a toda la UE y la inclusión de garantías para evitar una litigación excesiva.

El ejecutivo de la UE considera que, hasta que se garantice a los afectados por pactos de precios, sean empresas o particulares, la posibilidad de recuperar sus pérdidas, la estrategia comunitaria de lucha contra estas prácticas ilegales no será verdaderamente efectiva.

Bruselas ha llegado a la conclusión que los procedimientos establecidos en la mayoría de Estados miembros para las demandas judiciales por daños contra ¢cárteles¢ son inapropiados y apuesta por fijar unas directrices comunes a toda la UE.