Crecimiento

La debilidad del dólar templa los beneficios de Barceló

Barceló elevó su beneficio neto un 8%, hasta los 142 millones de euros, frente al crecimiento de un 15% del año anterior. Su previsión de crecer a dos dígitos se vio truncada principalmente por la debilidad del dólar.

El grupo Barceló esperaba continuar creciendo a un ritmo de dos dígitos. Sin embargo tanto el beneficio neto como la cifra de negocio de la compañía mallorquina creció un 8%, un número mucho más bajo de lo esperado por los directivos de Barceló.

Pero la cadena tira balones fuera. Apuntan como principal causa a la debilidad del dólar frente al euro ya que Barceló tiene más de la mitad de sus activos, cerca de cien, en zona de influencia del dólar.

La segunda razón, aunque menor, que apuntó la compañía para que no aumentara tanto su cifra de negocios se centra en la venta de su participación en la empresa británica First Choice. Barceló vendió a principios de 2007 el 5% que le quedaba en la británica.

La compañía balear, una de las primeras hoteleras de España, presentó ayer sus resultados económicos con cifra de negocio de 1.674 millones de euros. El beneficio neto, por su parte, alcanzó los 142 millones de euros, también un 8% más, mientras que el resultado bruto (Ebitda) se situó en 2007 en 124 millones de euros, bajando 3 millones frente al año anterior. En 2006 aumentó un 30% respecto al año anterior.

El incremento en la cifra de negocios se debe a la incorporación en 2007 de 21 hoteles en el Reino Unido, a la progresiva maduración de los hoteles inaugurados en los últimos años en España y el Mediterráneo y al 'buen comportamiento' de los 48 establecimientos operados en los Estados Unidos que a pesar de que al cambio a euros no obtuvieron buenos resultados siguieron funcionando a pleno rendimiento, comunicó un portavoz de la compañía.

Por otra parte, Barceló Viajes, la división de viajes del grupo, aumentó un 5% sus ingresos hasta los 673 millones de euros. Según la compañía, los resultados de la división son aceptables ya que el sector de la agencias de viajes en general se encuentra en recesión.

Barceló Viajes inició el pasado lunes su convención anual en Cádiz a la que han asistido 400 agentes de viajes. En este ejercicio la agencia espera crecer un 6%, tras la reorientación que acometió en su modelo de negocio hace un par de años.

Ante la crisis, la mejor opción es cautela

Raúl González, secretario general de Barceló, advirtió ayer a todos los directivos de los hoteles de la cadena reunidos en una convención en Cádiz, que ante la crisis global que azota a las economías de las principales potencias mundiales hay que ser cautos. González desveló a sus directivos unos optimistas datos de enero y febrero de 2008 con crecimientos en torno al 15% y la pregunta que lanzó al público fue: 'Si se supone que hay crisis a que se deben estos buenos resultados?'.

A pesar del mensaje optimista, González quiso aconsejar a los directivos en caso de que la crisis le pille de lleno. El secretario general de Barceló les animó a tener aguante y a que, aunque la crisis aceche, se defiendan las tarifas establecidas aunque descienda la ocupación hotelera. Aunque puntualizó, si no hay más remedio, sí.