Valores calientes

Metrovacesa se dispara un 16% tras concluir el plazo para acudir a la opa de Sanahuja

Los títulos de la inmobiliaria han cerrado con una subida del 16,46% hasta los 96,95 euros, aunque llegaron a revalorizarse un 39%. Ayer terminó el plazo para que los accionistas acudieran a la oferta de compra de la familia Sanahuja.

Según Renta4, el motivo no es otro que un short squeeze en toda regla, tras finalizar el plazo de aceptación de la OPA de Undertake Options sobre Metrovacesa a 83,21 ¦euro;/acc, las posiciones cortas que obligatoriamente tienen que ser cerradas mediante la compra de acciones en el mercado sufren el escaso free flota en el mercado, por lo que las compras están yendo detrás del precio haciendo subir como la espuma a la cotización con un volumen netamente inferior al de ayer, 47.000 contra 74.000.

Se están negociando 36.000 títulos de la compañía, la mitad de la media diaria anual que es ya de por sí baja al ser una compañía al final de un proceso de opa. Metrovacesa sube un 39% en el año.

Ayer acabó el plazo para acudir a la opa de Sanahuja por el 100% de la inmobiliaria. La oferta se dirigía de forma efectiva a 9,31 millones de títulos de la compañía, representativos del 13,37% de su capital, dado que los Sanahuja y otros socios de la inmobiliaria han bloqueado las acciones con que ya cuentan, representativas del 86,63% de su capital.

METROVACESA 11,24 -0,97%

La familia de promotores catalanes controla el 70,52% de Metrovacesa tras la segregación que la sociedad experimentó el pasado año. El resto de principales accionistas son Citigroup, que cuenta con un 5,17% de la compañía; ING (6,70%), Credit Suisse (4,86%) y el Deutsche Bank con una participación del 3,036%.

En su opa, los Sanahuja ofrecen 83,21 euros por cada una de las acciones a las que va dirigida la opa, precio un 0,04% inferior al de 83,25 euros al que la sociedad cerró el pasado viernes en bolsa.

No obstante, con la oferta el ya primer accionista de Metrovacesa no persigue hacerse con el control de la empresa. La opa es obligatoria después de que la participación de los Sanahuja en la inmobiliaria superara el 50% del capital como consecuencia del referido proceso de segregación.