Valores

Grifols marca máximos anuales y lidera los avances del Ibex en 2008

Un positivo informe del banco de inversión propició un alza en Bolsa del 3,3%, hasta los 16,6 euros. Su carácter defensivo y las buenas perspectivas de resultados y de demanda de hemoderivados sostienen el valor.

La última sacudida de los mercados ha dejado al descubierto las posibilidades de Grifols, que ha recuperado el 4,7% en las seis últimas sesiones y se ha colocado como el valor más rentable del Ibex 35 en lo que va de año, con un alza del 7,72%. El grupo de hemoderivados cerró ayer en su máximo anual al alcanzar los 16,60 euros por acción, después de un avance del 3,3%. Esta subida estuvo propiciada por un positivo informe de Goldman Sachs, que ha iniciado la cobertura del valor con una recomendación de compra y un precio objetivo de 20 euros por acción, lo que deja un potencial alcista del 20,5% para el valor.

'Grifols es una oportunidad única de inversión en el mapa europeo de las compañías de salud', asegura el banco de inversión estadounidense. De acuerdo con las previsiones de Goldman, la compañía conseguirá un crecimiento de sus ingresos del 15% anual hasta 2012, junto con una mejora del margen operativo desde el 20,8% de 2007 hasta el 28,6% que espera la firma para 2012. Estos avances se traducirían además en un crecimiento del beneficio por acción del 25% cada año en ese periodo, una estimación que tiene más posibilidades de ser revisada al alza que a la baja, según reconoce Goldman.

Fortis es otra de las firmas que recomienda la compra de títulos de Grifols, para la que establece un precio objetivo de 19 euros por acción. La compañía 'tiene una visibilidad en resultados muy elevada para los próximos años', explica Manuel Zayas, analista de Fortis.

El grupo de hemoderivados anunció a finales de octubre un plan de inversiones por 400 millones de euros hasta el año 2012 con el principal objetivo de incrementar la capacidad de fraccionamiento de plasma y de purificación de las distintas proteínas, dos de las principales actividades de la compañía, junto con la extracción del plasma sanguíneo. Los expertos destacan que este plan estratégico contribuirá a consolidar la posición de Grifols como cuarta compañía a nivel mundial en la producción de hemoderivados, una industria reservada a muy pocos dados los altos niveles de seguridad que exigen para esta actividad las autoridades sanitarias. 'Hay unas fuertes barreras de entrada, que dificultan la llegada a este mercado de nuevas compañías', explica Zayas.

El analista de Fortis destaca el carácter defensivo de la compañía y añade que 'la industria de los hemoderivados está a salvo de una caída en el consumo privado y protegida ante la ralentización económica'. Además, la demanda de hemoderivados es creciente a nivel mundial, con incorporaciones relativamente recientes como la del mercado chino.