Mercados

La banca desafía la remontada de la Bolsa

El sector financiero sigue generando malas noticias, como la dificultad que ayer reconoció Deutsche Bank para alcanzar su objetivo de beneficios. Pero el mercado contuvo el impacto y el Ibex cedió apenas el 0,23%.

Lo sucedido en la Bolsa en la última semana podría llevar a pensar que el mercado ha entrado en una temblorosa senda de recuperación, una vez que la Reserva Federal ha mostrado a las claras su disposición para intervenir al rescate de la economía estadounidense y sus bancos y que el Ibex se ha recuperado del estruendo de ventas que provocó el colapso de Bear Stearns, hace tan sólo diez días.

Bancos y aseguradoras europeas han recuperado más del 10% en las cinco últimas sesiones. Y ayer contuvieron el impacto de la mala noticia anunciada por Deutsche Bank, que reconoció que tendrá dificultades para alcanzar su objetivo de beneficios previsto para este año. El banco alemán cayó el 2% y el índice Dax perdió el 0,54%, aliviado en parte por el buen dato de confianza empresarial del instituto IFO.

El Ibex 35, tras anotarse la víspera la segunda mayor subida del año, perdió ayer apenas el 0,23%, arrastrado por la caída del 0,91% de Telefónica, aunque mantuvo la cota de los 13.400 puntos. Santander resistió con un leve alza del 0,16% y BBVA cedió el 0,36%.

El Euro Stoxx 50 perdió el 0,58%. Los valores financieros sufrieron los mayores descensos, en parte por la influencia de Deutsche Bank y en parte por la recogida de beneficios de la jornada precedente. A la cola del selectivo europeo quedaron Crédit Agricole (-3,2%) y Aegon (-2,23%). Aun así, el sector financiero no fue el más castigado y el vagón de cola del mercado europeo quedó para el sector de salud y medios. En Wall Street, el S& P corrigió el 0,88% y el Nasdaq, el 0,71%, en una jornada de nuevas rebajas de previsiones de resultados para la banca, en esta ocasión para Citigroup, y después de que el secretario del Tesoro, Henry Paulson, asegurara que el gobierno no intervendrá en la purga del sector inmobiliario.

'Lo de Deutsche Bank era relativamente previsible', apuntan desde la gestora de fondos de Barclays Wealth. 'Aún no hemos visto el final de las malas noticias, aunque ya hemos asistido a gran parte de todo lo negativo que podía anunciar la banca', añade âscar Moreno, de la gestora de fondos de Renta 4. Después de todo, la advertencia de ayer de Deutsche Bank se suma a una larga lista de grandes entidades que han anunciado en los últimos meses no sólo la rebaja en sus beneficios sino cuantiosas pérdidas, como UBS, Citigroup o Credit Suisse, que reconoció la pasada semana que no conseguirá ganancias en el primer trimestre y perdió en Bolsa el 6,37% el día de tal confesión.

'Es cierto que hay señales positivas, como el descenso del crudo o del diferencial en financiaciones. Pero también hay incertidumbres a corto que explican el alza del euríbor', señalan en Inverseguros.

Así, los expertos creen que continuará el goteo de ajustes de resultados en banca, con una intensidad difícil de prever. 'Los bancos no están en condiciones de valorar balances, no hay un mercado en el que poner precio a los activos afectados por las subprime', resumen en Barclays.

Alivio relativo en la deuda corporativa

El mercado de deuda corporativa también se ha sumado en los últimos días al empeño de la renta variable por vislumbrar una salida a la crisis, para la que no se observa sin embargo un rápido desenlace. El índice Itraxx, que refleja la prima que se paga en la deuda corporativa respecto a la deuda pública, ha reaccionado con descensos al nuevo capítulo de incertidumbre desencadenado por el colapso del banco de inversión estadounidense Bear Stearns.

Ayer repuntó cerca del 4%, si bien en la jornada del martes se desfondó más del 10,19%, de modo que ha regresado a niveles de hace un mes. Fuentes de mercado ven un signo alentador en la evolución seguida por este índice en las últimas sesiones, aunque advierten también de que su marcha está estrechamente acompasada a la de la volatilidad de los mercados, que igualmente se ha relajado en la semana precedente. Así, el índice Vdax acumula un retroceso del 25% en las últimas cinco sesiones.

'Las dificultades en el mercado de deuda corporativa persisten con fuerza', señala un operador. De hecho, ayer quedaron paralizadas dos importantes operaciones corporativas. La compañía minera Xstrata anunció que la brasileña Vale retiraba de forma definitiva su oferta de compra. En Estados Unidos, las acciones del grupo audiovisual Clear Channel se desfondaron en Bolsa tras las informaciones que apuntan a la falta de acuerdo entre los bancos que han de financiar la adquisición de la compañía, por un importe de 19.500 millones de dólares.

Las claves de la jornada

A favor

IFO alemán. La confianza empresarial subió en Alemania en marzo por tercer mes consecutivo, hasta los 104,8 puntos, frente a la caída esperada en el mercado.

Los 13.400 puntos del Ibex. Pese al rebote del 3,63% con que regresó el martes del paréntesis de Semana Santa, el índice cedió el 0,23% y mantuvo los 13.400.

Bienes industriales en la UEM. La cifra de pedidos industriales de la zona euro subió en enero el 2%, frente al 0,2% previsto y el retroceso del 3,6% del mes anterior.

En contra

Deutsche bank. El banco alemán reconoce que la desaceleración económica y la crisis subprime complican el objetivo de beneficios para este año.

Xstrata. Varapalo para las operaciones corporativas. La compañía minera confirma la retirada de la oferta de compra de la brasileña Vale y cae el 4,8% en Bolsa.

Bienes duraderos en EE UU. Cayeron deforma inesperada en febrero, con un retroceso del 1,7% frente al alza del 0,7% que preveía el consenso de mercado.