Petrolera

Cepsa invierte 596 millones en la compra de reservas en Colombia

Cepsa, la segunda petrolera española, ha adquirido a la estadounidense Hupecol derechos de explotación de crudo en Colombia. La operación, valorada en 596 millones de euros, otorga a Cepsa reservas de 40 millones de barriles.

La petrolera española Cepsa, a través de su filial Cepsa Colombia, ha comprado a la empresa norteamericana Hupecol los contratos de explotación y producción del Bloque Caracara, situado en el centro de Colombia. La compañía que preside Carlos Pérez de Bricio pagará una cifra aproximada de 920 millones de dólares (596 millones de euros) a la estadounidense por la exploración y producción de un bloque con unas reservas estimadas de 40 millones de barriles de crudo. El objetivo de esta compra-venta es aumentar el nivel de reservas de la compañía.

Según informó ayer la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Cepsa pasará a ser la empresa operadora de este bloque, bajo el modelo de contrato de asociación, con una participación del 70%. El 30% restante seguirá en manos de la empresa nacional colombiana Ecopetrol. La empresa española asegura que la adquisición del bloque de reservas con 40 millones de barriles de crudo ha sido una 'muy buena oportunidad' que se tiene que 'aprovechar'.

La operación anunciada ayer sigue las líneas marcadas por el plan estratégico de Cepsa, que prevé invertir en el periodo 2008-2012 unos 1.169 millones de euros sólo en el ámbito de la exploración y la producción, con el objetivo de incrementar 'ligeramente' el nivel actual de reservas y de producción. Esta última inversión realizada por Cepsa en Colombia supone la mitad del dinero destinado al Plan estratégico de la compañía. Sin embargo la petrolera sólo ha asegurado que ha separado al menos un cuarto de su presupuesto de inversión en el período de 2008 a 2012, para la producción de petróleo, a fin de compensar la caída de la producción en varios pozos existentes.

La primera fase de la operación anunciada ayer se cerró la semana pasada con la venta por parte de una energética estadounidense (Houston American Energy) de un 1,6% del bloque de Caracara a una 'compañía desconocida'. En el documento remitido a la Comisión Nacional de Valores Estadounidense (SEC en sus siglas en inglés) la energética estadounidense ofrece las mismas cifras de valoración de la operación, 596 millones de euros. Cepsa no ha confirmado ni desmientido ser la empresa que ha adquirido esta porción.

La situación geográfica del bloque, próximo a la explotación de Los Llanos en los que Cepsa ya participa, dará lugar a importantes sinergias, tanto en exploración como en producción, informó ayer la petrolera española. Asimismo, a pesar de que tienen claro de que Colombia es un país 'clave' para próximas adquisiciones dentro del plan estratégico a cinco años, un portavoz de la compañía aseguró ayer que aún no tienen cerradas más operaciones en el país latinoamericano. 'Vamos a esperar las oportunidades que vayan surgiendo' aseguró.

La producción de Cepsa en Colombia ascendió durante el pasado año a 253.000 barriles, con reservas atribuidas de más de un millón de barriles.

Apuesta por los hidrocarburos

La empresa, controlada por la petrolera francesa Total y donde también participa el Santander, ha decidido apostar fuerte por la producción de hidrocarburos. Este reto se enmarca dentro de su estrategia de equilibrar la aportación de sus distintas áreas de actividad a los resultados globales de la compañía, dedicando entre el 25% y 30% del esfuerzo inversor a este área, que le aportó un 22% del cash flow en 2007.

Sin embargo en términos globales los resultados de la compañía de capitanea Pérez de Bricio, no fueron del todo alentadores. Cepsa anunció el pasado 28 de febrero sus resultados de 2007 en los que acusó un descenso en sus beneficios de un 8%. Según la empresa petrolera los resultados netos atribuidos alcanzaron en 2007 los 748 millones de euros, 85 millones menos que el año anterior, y acusaron como causa principal a su descenso a la depreciación del valor del dólar.

Un plan quinquenal para ganar capacidad

El nuevo plan estratégico de Cepsa a cinco años tiene como desafío en el ámbito de la producción y la explotación el incrementar el actual nivel de reservas y de producción de la compañía. Para ello la segunda petrolera española ya ha obtenido ocho nuevos permisos de explotación en Colombia y Perú según anunció en la presentación de resultados el mes pasado. De éstos ya adquirió el mes pasado en Perú, y a través de Pan Andean Resources, participaciones en dos nuevos contratos para la Exploración y Explotación de hidrocarburos en la cuenca de Uyacalí, que pasarán a ser operados por la compañía española. A estas adquisiciones se suma la de ayer que absorbe la mitad del dinero destinado al Plan Estratégico 2008-2012 en el apartado de explotación y producción.

A pesar del marcado interés que supone la producción y la exploración para Cepsa, el actual plan, con inversiones que rondan los 5.000 millones de euros, destina la mayoría de su financiación al apartado de refino y distribución.