5d Inversión

Los bancos españoles resisten la tormenta financiera internacional

El buen comportamiento de las entidades financieras, pese a los problemas del sector, ha limitado la caída del Ibex en cuatro días al 0,44%.

Las Bolsas terminan una semana más de sobresaltos y con la crisis subprime (hipotecas de alto riesgo) como protagonista indiscutible. La banca ha puesto a prueba la confianza de los inversores y la entereza de los mercados. Los principales índices de renta variable terminan esta semana atípica, de cuatro jornadas por la festividad de Semana Santa, con pérdidas, pero a unos niveles que no distan demasiado de lo que fue el cierre del viernes anterior.

El Ibex ha caído 57,20 puntos, o el 0,44%, mientras que el Euro Stoxx ha bajado el 1,70%. Wall Street, sin embargo, cierra en positivo gracias a la remontada del jueves, impulsada por el sector financiero. El Dow Jones sube el 3,4%, el Nasdaq el 2,06% y el S&P, el 3,2%.

El comportamiento de los bancos esta semana ha sido determinante tanto en Estados Unidos como en Europa. El rescate de Bear Stearns por parte de la Reserva Federal y JPMorgan plasmó serias dudas sobre el sector y sobre los resultados de la banca de inversión que se avecinaban. El lunes fue una jornada de importantes descensos para las Bolsas. El Ibex cayó el 2,81% y los principales bancos del índice, BBVA y Santander, el 3,03% y 2,95%. Unos descensos nada comparables con el 84% que se dejó Bear Stearns en la jornada tras conocerse que tenía problemas de liquidez. La mayoría de las Bolsas europeas cayó por debajo de los mínimos del crac del pasado 21 de enero, excepto la española.

La situación, que parecía tornarse a peor por momentos, dio un giro de 180 grados con la publicación del balance financiero de Goldman Sachs y Lehman Brothers. El beneficio se redujo en más de un 50% en las dos compañías durante su primer trimestre fiscal, pero las cuentas fueron mejores de lo que preveía el mercado. La noticia rescató las Bolsas del pesimismo en el que habían incurrido y terminaron la semana con otro ánimo. El sector financiero ha sido de los pocos que ha finalizado en positivo (0,13%). A nivel paneuropeo el mejor comportamiento es el que han seguido Crédit Agricole (9,04%) y BNP Paribas (8,87%). Esta última entidad confirmó además estos días que renuncia a lanzar una oferta por su rival Société Générale.

El Popular y el Sabadell han concluido entre los mejores con ganancias del 5,18% y 5,33%. Se da la coincidencia de que el miércoles pasado el mercado conoció que Ram Bhavnani se ha hecho con el 3,3% del capital del Banco Popular y cerca del 2% del Sabadell

Dentro del Ibex han escalado también hasta las mejores posiciones Santander (4,43%), Bankinter (3,65%), Banesto (3,62%) y BBVA (2,12%) dentro del sector.

A pesar de la mejora de los valores financieros, las Bolsas en conjunto no han estado exentas de volatilidad. El jueves, por ejemplo, el Ibex cerró en tablas, cuando llegó a perder en la sesión el 0,40% y ganar el 0,65%. El Euro Stoxx osciló un 1,6% entre el nivel más alto y el más bajo para terminar con un recorte del 0,67%.

En la jornada confluyeron varias noticias que movieron los índices a su antojo. Credit Suisse anunció su imposibilidad de obtener beneficios en el primer trimestre 'debido a las condiciones difíciles del mercado'. Para las entidades financieras supuso un jarro de agua fría, y valores como BBVA y Santander llegaron a caer el 2,07% y 1,95%.

La apertura alcista de Wall Street cambió el rumbo de la renta variable del Viejo Continente. Los inversores dieron más peso en esta ocasión a las positivas referencias económicas, como la publicación del índice manufacturero de la Fed de Filadelfia, que resultó mejor de lo que preveían los analistas. De un lado quedaron las peticiones iniciales de desempleo en los Estados Unidos, que crecieron por encima de lo esperado.

En la jornada también hubo vencimiento de opciones y futuros a nivel mundial, lo que contribuyó a incrementar la volatilidad y el volumen de negocio. En la Bolsa española se intercambiaron de manos 633 millones de acciones por valor de 8.136,54 millones de euros. La cifra está por encima de la media anual (más de 6.000 millones), y es más alta que la de sesiones precedentes.

La Reserva Federal de Estados Unidos ha tenido asimismo un papel determinante en la evolución de los mercados. El martes decidió bajar los tipos de interés en 75 puntos básicos, algo menos de lo previsto. El precio del dinero ha quedado establecido en el 2,25%. La decisión dio un importante impulso a Wall Street, que en el caso del S&P se tradujo en una sesión histórica con un alza del 4%. La Fed sigue preocupada por el crecimiento económico y la inflación, pero mantuvo un mensaje en línea a los anteriores, lo que sirvió para calmar los nervios de los inversores. 'Unos tipos de intervención al 2,25% implican tipos reales negativos del 2%, lo que unido a una inflación por encima del 4% (muy superior al objetivo de 2% de la Fed), parece como poco temerario. Todo depende ahora de la pericia de la institución a la hora de 'recoger' toda la expansión monetaria desplegada desde agosto para evitar volver a caer en un exceso de concesión de crédito en los próximos 24 meses', comentan desde Ibersecurities.

Los analistas esperan para la próxima semana más volatilidad. El Ibex se encuentra a nivel técnico en mejor situación que el resto de los índices, pero no escapa del goteo de noticias que se produce en el entorno mundial. Los analistas ven precios atractivos en muchos valores, pero la mayoría aún aconseja estar fuera.

Las cifras

1,59 Es el máximo histórico del euro frente al dólar, alcanzado el 17 de marzo, cuando el mercado preveía que la Fed bajaría los tipos 100 puntos básicos.

12% Es lo que cae el oro respecto a su máximo histórico de 1.032,7 dólares por onza alcanzado el 17 de marzo.

111,8 Es el récord en dólares del barril de crudo Brent, que tocó, como en los otros casos, el 17 de marzo.

balance Sombras y luces en los valores del mercado español

Iberia fue el mejor valor del Ibex 35 en la semana con una revalorización del 7,59%. British Airways comunicó a la CNMV que ha alcanzado el 13,15% del capital de la aerolínea española. Además, la británica dijo que su intención es la de seguir aumentando su presencia.

Colonial ha tenido una sesión de gran dificultad. El viernes perdió el 23,53% después de conocerse que el fondo soberano de Dubai ha roto el acuerdo de compra. La acción cayó de nuevo por debajo del euro.

El deterioro del negocio inmobiliario y constructor sigue latente en los mercados. Ferrovial ha sido la peor con un descenso del 21,21% en la semana. La compañía presenta otra vez números rojos en el año (-4%). Acciona ha concluido también entre las peores (-4,52%). Más ha perdido Inbesòs, el 28%.

La falta de confianza que existe a nivel general ha impedido que Zeltia recoja noticias que en otros momentos de mercado han disparado la acción. El valor se ha depreciado un 1,10%, pese a anunciar que ha comenzado el estudio clínico de Yondelis con niños, su fármaco anticancerígeno más desarrollado.

La caída del precio del petróleo ha tenido impacto en Repsol. La compañía cierra la semana con un descenso del 2,93%.

Los inversores se pasan de las materias primas al dólar

Primera semana en positivo para el dólar frente al euro después de las cinco anteriores a la baja. La paridad entre las dos monedas se ha situado en 1,544 dólares, un nivel que supone una apreciación para el billete verde del 1,5% en los últimos cuatro días. En términos anuales, sin embargo, la moneda europea, sigue ganando, puesto que se anota un 5,8%.

La mejora que ha experimentado el dólar está correlacionada con el descenso que han soportado las materias primas en el periodo. Ambos activos están vinculados, puesto que tanto el oro como el petróleo se pagan exclusivamente en la divisa estadounidense. Por lo tanto, cuando el billete verde retrocede, las materias primas suben: si el dólar vale menos, hacen falta más dólares para comprar las materias primas.

Así, en contra de lo que vaticinaría un pronóstico racional, la rebaja de 75 puntos básicos del precio del dinero en Estados Unidos efectuada el martes, hasta el 2,25%, ha actuado como catalizador de la moneda norteamericana. Aunque, a priori, la inversión en dólares pierde atractivo, el mercado había descontado un recorte de los tipos todavía mayor, de 100 puntos básicos, lo que le ha permitido recuperar ahora posiciones. Así, en la semana ha subido frente al euro, si bien los cambios respecto al yen han sido muy escuetos, a 99,26 unidades de la moneda japonesa, frente a las 99,10 del viernes de la semana pasada.

Entre tanto, el temor a que la desaceleración económica mundial sea de mayores proporciones a las vaticinadas inicialmente junto al rebote del dólar han motivado una caída semanal del petróleo Brent del 6,66%, hasta los 100,38 dólares por barril. Con todo, en el año sigue acumulando una fuerte revalorización del 6,9%.

Al mismo tiempo, se frenó la espiral alcista del oro, y de forma contundente, puesto que tras cerrar el viernes de la semana pasada a 1.002,95 dólares la onza concluyó ayer en 910,93 dólares, lo que supone su mayor caída semanal en 25 años.