_
_
_
_
_
Electrónica

Toshiba admite que su beneficio caerá un 9% por la cancelación del HD-DVD

Toshiba admitió ayer que sus beneficios caerán un 9% en su actual ejercicio fiscal (que concluye el 31 de marzo) con respecto al anterior hasta 799 millones de euros. Esta es la primera vez en los últimos seis años en los que la compañía sufre una reducción de sus ganancias. La previsión de beneficios es un 31% inferior a la anterior estimación realizada por la empresa japonesa en octubre del pasado año.

La empresa culpó de esta evolución a la caída de las ventas de las memorias flash (usados en equipos de electrónica) y a la retirada de los reproductores de DVD de alta definición HD-DVD, tras una larga y dura pugna con el Blu-ray impulsado por Sony. En este sentido, la dirección de Toshiba explicó que ha hecho una provisión de 45.000 millones de yenes (unos 287 millones de euros) para hacer frente a la depreciación de los activos vinculados a esta tecnología.

Las pérdidas operativas de la división de HD-DVD van a duplicarse en este ejercicio hasta alcanzar los 415 millones de euros, mientras que las ventas en el citado negocio sólo alcanzaron los 166 millones, frente a unos objetivos establecidos con anterioridad por Toshiba de 415 millones.

Aún así, los mercados parecían haber descontado ya estos resultados. Las acciones de Toshiba subieron un 3,3% en la sesión del miércoles, día en el que hizo el anuncio. En lo que va de año, las acciones de la empresa se han dejado un 18% frente a una bajada del 20% del índice Nikkei 225.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_