Turbulencias en los mercados

El 'efecto Bear Stearns' deprime a las bolsas europeas

La crisis de Bear Stearns ha sido la última excusa que han elegido las bolsas para seguir deshaciendo posiciones. El miedo a que lo que le ha pasado al banco de inversión Bear Stearns le pueda suceder a otras entidades ha sembrado de incertidumbre las bolsas a ambos lados del Atlántico.

Las bolsas son incapaces de quitarse de encima el pesimismo y más cuando cada día que pasa son nuevas las dudas que asaltan a los inversores y que castigan un poco más a los principales índices bursátiles. La noticia de la compra de Bear Stearns por parte de JPMorgan es considerada por muchos expertos como el primer aviso de que la crisis de crédito sigue abierta y que aún puede llevarse por delante a más víctimas de primera fila. Esto encaja con la idea de los analistas de Bankinter ¢de que el fondo del mercado está aún más abajo y que mientras no se reabran los mercados de crédito y el mercado inmobiliario americano no toque fondo en realidad nada cambiará¢.

El Ibex 35 ha perdido un 2,81%, hasta cerrar en 12.656 puntos. Pese a que estas caídas han sido bastante importantes, el índice español ha registrado el mejor comportamiento del Viejo Continente. La peor parte ha sido para el Dax alemán que ha perdido un 4,18%. El anuncio de Siemens de que ganará menos este trimestre ha penalizado su comportamiento en bolsa -ha perdido un 15,53%- y al índice alemán. El Ftse de Londres y el Cac de París han despedido la jornada con recortes del 3,86% y del 3,51%.

Los mercados se encontraron hoy con la decisión de la Fed de recortar ayer el tipo de interés a los bancos comerciales hasta dejarlo en el 3,25%, dentro de una serie de medidas adoptadas para aliviar la crisis crediticia del país y que amenaza con empujar a la economía a una recesión. El rescate de Bear Stearns por parte de JPMorgan está penalizando a la banca de inversión en EE UU.

De ese modo, las acciones del propio Bear Stearns sufren un fuerte desplome del 80%. Otros como Lehman Brothers, que presenta resultados esta semana, también son presa de las fuertes ventas. A media sesión, la entidad cae un 13%. Merrill Lynch y Citigroup pierden respectivos 3,59% y un 2,7%.

Mal comportamiento bancario

De regreso al mercado español, algunas de las mayores caídas han sido para el sector financiero. Santander, que ha llegado a caer un 4%, ha cerrado con un recorte del 2,95%, al tiempo que BBVA ha caído un 3,03% y Banesto, un 3,25%.

El sector constructor es otro de los más penalizados de la jornada. Ferrovial ha caído un 5,17% y las acciones de ACS han recortado un 4,24%. El eléctrico, sector estrella la semana pasada, tampoco ha vivido una buena sesión a pesar de que los rumores sobre operaciones corporativas han vuelto al grupo. Esta vez el protagonista está en Reino Unido donde British Energy ha anunciado que participará en un movimiento corporativo y sus títulos se han disparado un 11,55% en la bolsa londinense. Iberdrola ha caído 2,58% y Fenosa, un 2,82%.

Sólo un valor del selectivo ha escapado de la quema. Se trata de la tecnológica Indra, que ha subido un 0,39%. En el mercado continuo, Martinsa-Fadesa se ha disparado un 9% después de alcanzar un acuerdo sobre la financiación de la deuda con sus acreedores. EADS es el peor, con un recorte del 12,68%.

En el mercado de divisas, el euro ha subido un 0,73%, hasta los 1,572 dólares.