Bolsas

El Ibex sortea los sustos

La intervención de Bear Stearns desata una sesión de fuertes ventas en Wall Street el viernes. El Dow Jones cayó el 1,60%; el Nasdaq, un 2,26%, y el S&P 500, el 2,08%

La envergadura de la crisis actual parece no tener fin. El banco de inversión Bear Stearns, pese a negar durante la semana los rumores que apuntaban a problemas de liquidez, protagonizó la sesión del viernes al convertirse en el objetivo de un plan de rescate de la Reserva Federal y de JPMorgan Chase para garantizarle financiación a corto plazo. La realidad sentó como un jarro de agua fría al mercado y eliminó el optimismo generado la víspera por Standard & Poor's, cuando comentó en un informe que las entidades de crédito no tendrán que provisionar mucho más por su exposición a subprime.

Las Bolsas digirieron mal la noticia y los principales mercados europeos borraron las ganancias de la mañana. El Ibex perdió un 0,4% y el Euro Stoxx un 0,92%. En Wall Street, la lectura fue aún más negativa. Bear Stearns cayó el 47% tras llegar a perder más del 50%, mientras que el Nasdaq se dejó el 2,26% y el Dow Jones, un 1,60%, arrastrados en buena medida por la debilidad del sector financiero. La Bolsa española, con todo, pudo concluir la semana un 2,6% al alza, la mayor subida en un mes, para situarse en los 13.021,4 puntos. En EE UU el balance fue bastante peor. El S&P perdió el 0,40% y el Nasdaq empató.

Son comportamientos logrados por una sucesión de noticias malas y buenas que han dejado al inversor muy confuso pero con algo de esperanza. El mismo viernes los datos de IPC de EE UU sorprendieron favorablemente al revelar una contención de precios. El dato de febrero no mostró variación frente al repunte del 0,3% esperado por el mercado. Una buena noticia que facilita la labor de la Reserva Federal, especialmente en un entorno como el actual marcado por la escalada de las materias primas con el oro y el petróleo en niveles récord. De hecho, el viernes mismo, los futuros volvían a descontar un recorte de tipos de interés de 75 puntos básicos en la reunión que mantendrá la autoridad monetaria el próximo martes. Esta medida situaría el precio del dinero en EE UU en el 2,25% desde el 3% actual. La inyección de liquidez concertada el martes por los bancos centrales de EE UU, zona Euro, Reino Unido, Canadá y Suiza había mermado estas expectativas. El intento de insuflar confianza al sistema financiero con la inyección de 162.000 millones de euros generó una euforia pasajera, pero suficiente para evitar grandes descalabros en la semana. La Reserva Federal, además, reiteró que seguirá aportando liquidez si resulta necesario.

La Bolsa española consigue terminar la semana en alza del 2,6%, que sitúa el índice por encima de 13.000 puntos

La batería de noticias negativas conocidas estos días, como la caída de las ventas minoristas en febrero en EE UU o la delicada situación financiera de Carlyle han convivido con otras capaces de generar cierta esperanza como el informe de Standard & Poor's en el que atisbaba el final de los problemas para la banca o un índice de confianza de la Universidad de Michigan mejor de lo esperado. La desconfianza, en cualquier caso, domina las decisiones de los inversores como deja entrever la enorme volatilidad que ha marcado el devenir de las Bolsas estos días. Incluso el presidente Bush reconoció el viernes que la economía pasa por momento difíciles, pero se mostró optimista sobre su capacidad de recuperación y aseguró que se tomarán las medidas necesarias para estabilizar el sistema financiero.

La próxima semana, la reunión de la Fed el martes y la publicación de resultados de firmas de relevancia como Goldman, Merrill Lynch, Morgan Stanley y Bear Stearns ayudarán a esclarecer si el fin de la crisis está más cerca.

Entretanto, en España, las quinielas sobre el sector energético permitieron que la Bolsa aguantara el tono mejor que otros índices europeos. Gas Natural (+9,15%), Repsol (+7,8%) e Iberdrola (+5,44%) destacaron en la semana, junto a otros valores como los de Ferrovial (+12,5%) y FCC (+10,1%).

El euro toca los 1,568 dólares por primera vez

La escalada del euro frente al dólar parece no tener fin. La debilidad económica en EE UU ha vuelto a avivar la expectativa de un agresivo recorte de tipos de interés en EE UU la próxima semana, en concreto de 75 puntos básicos, una noticia que permitió al euro llegar a tocar 1,568 dólares por primera vez.

Las malas noticias que llegan de EE UU conviven con otras procedentes de Europa que juegan a favor de un creciente diferencial de tipos de interés. Y es que el dato de inflación de la zona euro de febrero quedó en el 3,3%, el nivel más alto de la historia, que deja poco margen de maniobra al BCE.

El oro alcanza récord de 1.007 dólares en la sesión

Las incertidumbres que planean sobre los mercados no cesan con un claro beneficiado: el oro. El metal precioso prolongó ayer su escalada, animado por su cualidad de refugio, un tirón que le permitió alcanzar récord de 1.007,4 dólares por onza durante la sesión.

Los problemas de Bear Stearns y la debilidad del dólar animaron las compras del metal precioso, beneficiado así por la creciente complejidad de la crisis actual y la búsqueda de activos seguros donde invertir.

Una tendencia que ha permitido que el metal precioso acumule una ganancia del 19% en lo que va de ejercicio.