Turbulencias financieras

Northern Rock recortará empleos e hipotecas para cumplir con la normativa comunitaria

La plantilla y la cartera hipotecaria de la entidad británica Northern Rock podría sufrir severos recortes bajo un nuevo plan de reestructuración que asegurará que cumple con la normativa de la Unión Europea, según informa hoy el diario británico Financial Times.

El ministro de Finanzas británico, Alistair Darling, debe remitir a Bruselas el próximo lunes la notificación formal de que quiere seguir aportando ayudas gubernamentales a la entidad, para lo cual sería necesario reducir tanto los empleados como las hipotecas del banco.

La propuesta no será presentada por el presidente del banco, Ron Sandler, hasta principios de abril. Está previsto que el banco y el Ejecutivo británico anuncien esta reestructuración en una nota de prensa conjunta en esas fechas.

El proyecto plantea que el Northern Rock, que suscribió en el país una de cada cinco nuevas hipotecas durante el primer semestre de 2007, recorte de manera radical su balance de 113.000 millones de libras esterlinas (147.067 millones de euros), hasta cerca de la mitad de su tamaño actual.

Se espera que la reestructuración impacte en un gran recorte de empleos en el banco, que actualmente cuenta con una plantilla de 6.500 trabajadores, ya que Northern Rock expandió considerablemente su número de trabajadores debido a la ampliación del negocio hipotecario. Por ejemplo, en 2002 la firma solo contaba con 3.800 empleados.

Para evitar estos despidos masivos se está barajando la posibilidad de que la entidad ofrezca servicios administrativos a otros bancos locales y pueda recolocar a estos empleados en nuevos posiciones destinadas a este fin.

La entidad tiene que devolver al Banco de Inglaterra en el plazo de un año 10.000 millones de libras de los 24.000 millones que le ha prestado la institución en los últimos meses, por lo que su balance general será recortado de manera bastante agresiva, recalca el diario.

El banco esta valorando la posibilidad de aprovechar sus relaciones con brokers hipotecarios para convencer a sus clientes de que que refinancien su deuda con otros bancos.

Desde el pasado mes de septiembre, la entidad ha concedido un número de nuevas hipotecas muy pequeño, de hecho, su volumen durante los dos primeros meses del año es el 10% del registrado en el mismo periodo del ejercicio precedente.

Sin embargo, Northern necesita suscribir un nivel mínimo de hipotecas por la necesidad de colocar activos en Granite, su vehículo financiero hipotecario.