Agricultura

El campo seduce a los fondos de inversión

BNP Paribas presenta el Parworld Agriculture para capturar la pujanza del sector alimentario.

Riadas de gente sueñan cada día en el Tercer Mundo con la vieja aspiración de abandonar las duras tareas del campo y sumergirse en el agitado mundo urbano. Pero la agricultura y la ganadería ocupan, sin embargo, un lugar cada vez más importante en las estrategias de las grandes casas de inversión. La irrupción en el mundo desarrollado de las economías emergentes, el crecimiento poblacional y el uso a gran escala de biocombustibles ha derivado en un ascenso imponente en la cotización de las materias primas agrícolas. Sólo en lo que va de año, los futuros de trigo suben un 40%; el cacao, un 35% y el maíz, un 25%.

'Es el desafío del futuro. A corto plazo puede haber mucha especulación, pero a medio y largo plazo lo que hay es una subida estructural', explicó ayer en rueda de prensa Günter Tschiderer, especialista de producto del fondo de inversión Parworld Agriculture, que BNP Paribas acaba de registrar en España.

Tschiderer expuso los tres pilares que permiten vislumbrar un ascenso constante de los precios de los alimentos: 'La población se ha multiplicado por dos en 30 años; los habitantes de los países en desarrollo, particularmente en Asia, consumen más y ahí se da un efecto multiplicador por los cultivos de alimentación, pero también de pienso para animales; la tercera parte es la demanda artificial, que consiste en el impulso político que están recibiendo los biocombustibles'.

Cada vez son más los fondos que invierten en materias primas, aunque la mayoría focalizados en minerales y metales. Parworld Agriculture está vinculado a los índices S&P de Agricultura y Ganadería y al Dow Jones de Agricultura, que siguen los futuros alimentarios. El producto está disponible para clientes minoristas y la inversión mínima consiste en adquirir una participación, que cuesta menos de 150 euros.