Valores

Dresdner ve a Santander a salvo de problemas de liquidez

El sector financiero afronta de nuevo dificultades para financiarse, en opinión de Dresdner Kleinwort, que sin embargo confía en la solidez de un puñado de entidades europeas centradas en banca comercial

El BCE anunció ayer mismo una nueva acción concertada junto a la Fed y otros bancos centrales para inyectar liquidez al sistema financiero, una decisión a la que no recurrían desde el pasado mes de diciembre. 'La banca está de nuevo bajo una gran presión', advierte la firma Dresdner Kleinwort. Pero, a pesar de un renovado escenario de tensiones de liquidez, mantiene su apuesta de compra de un grupo de grandes bancos europeos centrados en banca comercial: HSBC, Standard Chartered, HBOS, Commerzbank, Unicredito, KBC, NBG y Banco Santander.

Arturo de Frías, analista de la firma alemana, apunta dos pistas inequívocas para detectar posibles dificultades de financiación: un elevado ratio de créditos sobre depósitos y un abundante vencimiento de deuda a lo largo del presente ejercicio. En este sentido, HSBC y Standard Chartered serían los bancos más sólidos de su lista recomendada y en el otro extremo, y sin renunciar a la recomendación de compra, aparece Commerzbank.

Respecto a Santander, la firma matiza que su ratio de créditos sobre depósitos alcanza un nivel 'relativamente alto' del 161% en el conjunto de bancos minoristas globales, si bien los vencimientos de deuda son 'muy reducidos' y se limitan al 7% de su cartera.

SANTANDER 4,20 -0,40%

Dresdner calcula que, según sus propias previsiones de crecimiento en créditos y depósitos para Santander en 2008, el banco necesitaría financiación por 22.000 millones de euros, que quedarían en parte cubiertos por los 9.000 millones de euros que ingresará con la venta de Antonveneta a Monte dei Paschi. 'La posición de Santander es sólida', explica De Frías, que recuerda además que el negocio latinoamericano genera suficientes recursos para autofinanciarse, con un ratio de créditos sobre depósitos del 84%.

Santander desmintió la semana pasada un informe de Citi que afirmaba que había recurrido a la línea de financiación del BCE. El banco afirmó que no lo había hecho, pese a haber presentado hipotecas titulizadas como colateral, al tener acceso a fondos más baratos en el mercado.

Los bancos medianos, ahora más vulnerables

Los pequeños y medianos bancos domésticos de España, Reino Unido e Irlanda, los países del boom hipotecario, siguen siendo los más vulnerables ante el encarecimiento del mercado interbancario, según apunta Dresdner Kleinwort. La firma ya retiró su favor hace meses a los bancos de inversión y a los pequeños bancos domésticos y ahora recuerda que varias de estas entidades presentan altos ratios de créditos sobre depósitos y que deberá afrontar el vencimiento de sus carteras de deudas. Entre algunos de los más vulnerables cita a IKB, a Alliance and Leicester, Bank of Ireland y Banco Sabadell.