Acuerdo

Yoigo utilizará las redes 2G y 3G de Movistar

Telefónica y Yoigo han anunciado hoy un acuerdo por el cual los clientes de Yoigo podrán utilizar las redes móviles 2G y 3G de Telefónica en todo el territorio español donde Yoigo no ha desplegado todavía su red propia, y de forma idéntica a como lo harían en su propia red para servicios de voz y de datos. El acuerdo, que tendrá una duración inicial de 5 años, prevé el inicio del servicio el 1 de junio de 2008.

La colaboración con Telefónica permitirá a Yoigo continuar con su política de precios, cuestionada en algunos momentos al incumplir su propia publicidad que anunciaba una tarifa que permitía llamar a cualquier número Yoigo por cero euros. La compañía decidió que fuesen gratis los primeros 60 minutos de la llamada, aún así una oferta bastante sugerente. En todo caso, la nueva compañía mantiene la filosofía de mantener tarifas sencillas y asequibles. Uno de sus puntos débiles era su cobertura de ahí el acuerdo alcanzado con Telefónica.

"La gran calidad y cobertura que nos ofrece la red de Telefónica nos permite ofrecer mejores servicios a nuestros clientes allí donde estén, por ejemplo el acceso a Internet, un servicio que ya utiliza el 20 % de los usuarios de Yoigo" explica Johan Andsjö, consejero delegado de Yoigo. Por su parte, para Belén Amatriaín, consejera delegada de Telefónica España, "Estamos muy satisfechos con este acuerdo, que complementa el de compartición de emplazamientos suscrito también entre las dos compañías el pasado año. Ofrecer este servicio a Yoigo demuestra el alto grado de competencia en el plano mayorista e impulsará aún más la competencia en el mercado de servicios móviles a clientes finales." De hecho, Telefónica y Yoigo mantenían una estrecha colaboración desde julio de 2007 cuando acordaron compartir sus infraestructuras de telefonía móvil para favorecer el despliegue de su red 3G propia.

Actualmente Yoigo cubre un 42% de la población, con más de 1.800 antenas repartidas en 19 de las principales provincias españolas, y el objetivo para 2008 es conseguir más de un 50% de cobertura. En todas las zonas donde todavía no está desplegada su red, los clientes operarán bajo la de Telefónica sin notar ningún tipo de incidencia en el servicio.