_
_
_
_
_
Análisis

Activos para invertir en un imparable 'oro negro'

¿Pueden aún los pequeños inversores subirse al carro de un crudo en máximos para obtener unas ganancias que le niegan otros activos? La respuesta de los expertos es en general afirmativa, aunque destacan que la inversión en petróleo y gas puede ser más compleja que la que se realiza en renta variable, renta fija o en los fondos que invierten en acciones o bonos.

Una idea compartida por asesores y gestores es que las materias primas -no sólo las energéticas- son opciones que diversifican y mejoran la relación entre rentabilidad y riesgo en una cartera de inversión. No hacen falta argumentos complejos para acompañar a esa afirmación, los datos más recientes dan su respaldo. Antes de la crisis bursátil de agosto de 2007, se han visto a las Bolsas convivir perfectamente con un petróleo caro. Y ahora se comprueba que la caída de los mercados bursátiles y el temor a la recesión no arrastra la cotización de las commodities; no sólo de las que se consideran valores refugio -el oro-, sino las que están más vinculadas a la actividad económica, como el crudo o el cobre.

Pese a esta trayectoria, la duda que más se plantea actualmente es que si ciclo alcista del crudo ha encontrado ya su techo -con más de 100 dólares el barril-, y si sería más aconsejable esperar correcciones para invertir en él. La perspectivas de los expertos de Goldman Sachs, Citigroup o Deutsche Bank son alcistas, e incluso se plantea que supere los 130 dólares. Y el índice CRB, que recoge también la evolución de otras importantes de materias primas, muestra su pujanza con una subida del 12 % en este año.

Más información
FORO: Comenta esta noticia con otros lectores

La complejidad de algunos productos los hacen sólo recomendables para inversores expertos

Los posibles inversores cuentan con otra ventaja: los productos financieros-bursátiles relacionados con el 'oro negro' y otras commodities, que están al alcance de un ahorrador medio, son cada día más sofisticados, por lo que las posibilidades que plantean son más amplias y diversificadas.

En este contexto, Adrián Juliá, director de productos cotizados de Société Générale, manifiesta que no es sólo posible apostar por el crudo a través de las acciones de petroleras o de fondos que entran en ellas, sino que existen diversas vías para acceder a la inversión directa en la materia prima. Cada una de ellas tiene unas características diferentes y se pueden adaptar al perfil de cada inversor.

Juliá cita, por ejemplo, los warrants que comercializa su entidad y que tienen como activo subyacente el petróleo Brent. Se trata de derivados que cotizan en Bolsa y que permiten invertir apostando por el alza o la baja, en este caso, del crudo. Hay dos tipos: los warrants call (comprar) que ganan cuando el crudo sube; mientras que los put (vender) los hacen cuando el hidrocarburo baja. Pero destaca que se trata de un activo más apropiado para el corto plazo.

Para clientes menos experimentados y que les guste el largo plazo, Victoria Ros, de Renta 4, recomienda los ETF -fondos que cotizan y que replican índices bursátiles o el comportamiento de commodities-. 'Sobre el petróleo y el gas hay seis ETF en los mercados internacionales, que cotizan en doce Bolsas aunque no estén registrados en la CNMV', afirma.

Añade que otra posibilidad es acudir al mercado de futuros. A través del E-mini petróleo, del mercado de Nueva York (Nymex), esta actividad propia de brokers y grandes fortunas, es más fácil para un inversor medio. Para participar se deben depositar garantías mínimas de 2.300 dólares.

Y Carlos Fernández, gestor de Inversis, se refiere a activos más clásicos, como los fondos, pero que ofrecen diversas alternativas. 'Los que invierten en empresas petroleras tienen las ventaja de la diversificación. Puedas optar, por ejemplo por 40 0 50 empresas, algunas poco conocidas por los minoritarios', concluye.

Cómo conocer las diversas vías

Fondos. Los datos actuales muestran que los fondos que tienen posiciones en commodities, ya sea de forma directa o indirecta, son los que mejor se están comportando en este año de crisis (ver cuadro). Uno de los más rentables está siendo el CS DJ-AIG Commodity, de Credit Suisse. Como otros de sus características invierte en derivados, se considera que tiene un comportamiento diferente a la Bolsa.Futuros. Al igual que con los warrants se puede apostar por el alza o la baja del crudo (en este caso). Un ejemplo de funcionamiento en los activos adaptados al pequeño inversor (los minifuturos): si compra un futuro a 50,01 y lo vende a 50,21, la liquidación será la diferencia: O,20 puntos. Y eso equivale a 100 dólares.ETF. Es la vía más recomendada para los inversores menos audaces o expertos. Los indiciados al petróleo o gas cuentan con un funcionamiento similar a los que replican los índices bursátiles. Es, además, un instrumento idóneo para el largo plazo. Se pueden compran como cualquier título bursátil y con comisiones más reducidas que las de los fondos. Su tributación es similar a la de las acciones.Warrants. Son productos derivados que dan a su propietario la posibilidad de comprar o vender el activo subyacente a un precio fijo hasta una fecha determinada. Los expertos destacan que las posibilidades de ganar son elevadas, pero las pérdidas pueden ser también muy altas. Se requieren conocimientos del mercado de hidrocarburos.Certificados. Algunas entidades los están ofrecen sobre una cesta de materias primas, pero en la que los hidrocarburos tiene más peso. Merrill Lynch acaba de lanzar tres certificados que permiten invertir en un portfolio de commodities. Tienen liquidez diaria y se requiere una inversión mínima de 100 euros. El certificado es un derivado como un warrant, pero sin un vencimiento prefijado.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Más información

Archivado En

_
_