Previsiones

Newstar prevé un rebote de la banca de hasta el 20% en el medio plazo

La gestora británica Newstar está convencida de que este año va a traer oportunidades de inversión en el sector financiero. Reconoce que los problemas tardarán en resolverse, el goteo de provisiones durará incluso años en Europa, pero prevé un rebote de hasta el 20% en el medio plazo.

Quedarse fuera del sector financiero puede salir caro este año. Al menos eso piensa Guy de Blonay, gestor del fondo Newstar Global Financials. 'Es muy tarde para vender y es el momento para ganar dinero con estas compañías', asegura. 'Las valoraciones están en los mínimos de los últimos 20 años'.

En los dos primeros meses del año el índice Stoxx de banca ha perdido el 19% y desde julio de 2007 el castigo alcanza el 31,8%. 'Potencialmente podemos ver un rebote de entre el 15% y el 20% que comience en las próximas tres semanas y se alargue hasta octubre. Lo que no sabemos es si garantizará una buena inversión a largo plazo. Si uno piensa que en seis meses los problemas actuales se pueden resolver es el momento de comprar'.

El entorno actual lleva a este experto a extremar la cautela y por eso a pesar de que encuentra que algunos bancos españoles, en concreto Santander y BBVA, ofrecen valoraciones muy atractivas, diversificación y exposición a economías en crecimiento, no acaba de apostar con ellos con claridad de momento. 'Tengo una pequeña participación en Santander y creo que será mi principal posesión para final de año. Es un banco barato, disciplinado y con la mejor política de adquisiciones'.

La banca mediana, sin embargo, le genera más dudas por su exposición al sector inmobiliario, inmerso en un proceso de desaceleración. 'Deberán revisar a la baja sus expectativas de beneficios'.

La gran duda que queda en el aire para de Blonay es si realmente la crisis que atraviesa el sector se puede resolver en los próximos seis meses como descuentan los precios actuales o si por contra tardará más. Comenta que la tarea de un gestor se complica cuando la banca, en especial la europea, no acaba de desvelar con claridad la exposición que tiene a productos de riesgo. 'Es difícil aceptar la información que publican los bancos. La banca estadounidense probablemente ha desvelado ya todas sus pérdidas pero en la europea el proceso va a ser más lento. Todavía no hemos visto ni despidos, ni cambios en las cúpulas directivas. Las provisiones totales que va a sufrir el sector pueden tardar años en conocerse', añade.

Los problemas potenciales de las aseguradoras de bonos también le preocupan por las pérdidas adicionales que puedan causar a la banca, pero en general, encuentra motivos para le optimismo. El empeño y presión del gobierno de EE UU en resolver la situación, las ayudas fiscales y las actuaciones de la Reserva Federal juegan a favor. 'No se puede dejar que se descalabre el sistema financiero'.