Bolsas

Las empresas del Ibex pierden más valor en esta crisis que en la de 2000

Las 35 compañías del Ibex han perdido 147.040 millones entre el máximo y el mínimo de la última crisis. En 2000, la capitalización del índice se redujo en 145.674 millones en los 30 meses siguientes al estallido de la burbuja tecnológica.

Los mercados están sumidos en la incertidumbre desde hace meses. Aún está por calibrar el impacto real de las subprime (hipotecas de alto riesgo), y las economías del mundo están sufriendo ya una desaceleración; en el caso de la estadounidense se teme incluso por una recesión. Un panorama que no invita a la inversión, tal y como están demostrando los mercados.

El Ibex ha tenido el peor comienzo de año de su historia, con una caída del 12,87% en enero. En febrero la situación se estabilizó (perdió sólo el 0,44%), pero en las dos primeras sesiones de marzo el índice ya baja el 4,10%. El balance es negativo se mire por donde se mire: en 2008 el índice cede el 16,81% y desde el récord del 8 de noviembre, el 21%.

El castigo ha sido duro para todas las compañías, aunque con diferente intensidad. Entre el máximo histórico de noviembre y el 23 de enero, el mínimo al que llegó el selectivo tras el crac, la capitalización de las 35 del Ibex se redujo en 147.040 millones de euros. El Ibex perdió el 23%.

La caída desde el máximo de noviembre al mínimo de enero ha sido del 23%

Santander, Telefónica y BBVA se han dejado 55.430 millones

Peor fue en términos relativos la crisis de 2000, que llegó tras el estallido de la burbuja tecnológica: el Ibex bajó el 51% y su capitalización se redujo en 145.674 millones hasta los mínimos de octubre de 2002. La mayor capitalización de las empresas en 2007 provoca que la pérdida de valor sea mucho mayor.

'En este momento hay más motivos económicos para pensar en el ajuste de los mercados que en 2000, donde las Bolsas venían de una subida demasiado vertical que sonaba más a boom o a burbuja', comenta Jordi Padilla, director de renta variable de Atlas Capital.

En todo caso, los cambios en el Ibex distorsionan el cálculo, sobre todo entre 2000 y 2002. Si se aplica el porcentaje de caída entre máximo y mínimo en cada periodo, en la crisis de 2000 el índice habría perdido 191.000 millones y en la actual 150.000 millones.

Las empresas de la Bolsa española han recogido los efectos de casi cinco años de subidas, de una crisis crediticia y de la desaceleración económica, mundial y local. Sólo Altadis ha incrementado su valor en el mercado durante esta crisis (en 136,32 millones), gracias a la opa de Imperial Tobacco.

Santander ha sido, sin embargo, la que más capitalización ha perdido: 23.328,53 millones. Como consecuencia, la entidad que presidente Emilio Botín ha dejado de ser la compañía más grande de la Bolsa española, y ha dado paso otra vez a Telefónica, que también ha visto reducido su valor bursátil en poco más de 19.000 millones.

Las tres principales empresas del mercado han restado de capitalización al selectivo 55.430 millones de euros (13.155 millones se ha dejado el BBVA), y 25 empresas han perdido más de 1.000 millones.

En 2000, las tres grandes del Ibex redujeron su valor en 105.764,39. Sólo Telefónica, perteneciente a uno de los sectores más afectados, perdió 67.000 millones.

Hoy, entre las constructoras la de peor evolución ha sido Acciona, con 4.909 millones menos. Entre los bancos, un sector castigado por la crisis crediticia, destaca Bankinter, ya que sólo ha restado 55,56 millones. La lucha por el control del capital condujo la acción a récord.

Análisis de la situación actual

A favor

PER. El ratio que mide las veces que el precio de la acción contiene el beneficio se encuentra cerca de su promedio histórico. En 2000 lo doblaba.

Economía. A nivel global es mucho más sólida, con un mayor crecimiento potencial y con menores desequilibrios.

Finanzas. Las empresas cotizadas tanto en Europa como en EE UU están más saneadas que hace ocho años.

En contra

Recesión. La crisis de los mercados mundiales ha derivado como consecuencia a un temor de una recesión en Estados Unidos.

Crédito. La crisis de las hipotecas de alto riesgo repercute directamente en las condiciones de crédito.

Petróleo. La presión del precio del crudo es mucho mayor ahora que en 2000. El Brent ha superado los 100 dólares.