Inversiones

Buffett desmonta los escenarios más optimistas para los inversores

Cáustico y divertido, con los pies en la tierra y sin problemas para señalar con el dedo allá donde ve problemas. Warren Buffet explica que los inversores, cualquier inversor, no deberían, bajo un punto de vista realista, esperar rentabilidades de dos dígitos.

Así es Warren Buffett y así se refleja en la carta que anualmente escribe a sus accionistas, una comunicación que se publicó a última hora del viernes y en la que el inversor alerta de que la evolución que ha tenido Berkshire, su empresa, en el pasado, 'no puede duplicarse o incluso quedarse cerca de donde antes ha llegado'.

Respecto a Berkshire, Buffett explica que la base de activos y beneficios 'es ya demasiado grande como para que podamos conseguir fuertes ganancias en el futuro'. En las perspectivas a corto plazo para el negocio más importante de Berkshire, los seguros, Buffett dice que hay que esperar años menos buenos porque, tras dos ejercicios con grandes desastres como el Katrina, los precios han caído. 'La fiesta se ha acabado', dice.

Más allá de su empresa, Buffett crítica que se cuente con altas rentabilidades en las inversiones. Según sus propias cuentas, el Dow Jones se revalorizó desde 66 hasta 11.497 durante el siglo XX. 'Es un aumento muy fuerte, sin embargo anualmente supone una media del 5,3%'. 'Es mas, para que el Dow repita ese 5,3% en el siglo XXI, su valor el 31 de diciembre de 2099 debería aproximarse a dos millones'. Para un rendimiento del 10% anual, el Dow debería llegar a los 24 millones en el 2100, según Buffett, algo que no le parece realista.

El inversor hace estas estimaciones porque considera preocupante que muchas empresas sean poco realistas a la hora de calcular los retornos de sus planes de pensiones. Buffett explica que un informe sobre las compañías del S&P 500 revela que como media esperan una rentabilidad anual del 8% 'tras comisiones, que son más elevadas ahora que nunca'. '¿Cuán realista es eso?', se pregunta.

Buffett expresa su desconcierto al ver como empresas con planes de pensiones en Europa y EE UU asumen mejores rentabilidades en los planes americanos sin que auditores ni actuarios les pongan problemas. 'Lo que es desconcertante es por qué los consejeros delegados optan por asumir altos retornos de inversión: por que les permite presentar mayor beneficio'.

En su carta, Buffett no ahorra críticas a la insensatez de la burbuja de la vivienda y el convencimiento de los que pensaban que el valor de las casas siempre iba a subir.

En lo que concierne a su compañía habla de sus nuevas apuestas a los inversores, Sanofi Aventis y el real brasileño, pero no menciona su apuesta por el mercado de los seguros de bonos municipales, en el que acaba de entrar. En el capítulo dedicado a su sucesión (tiene 77 años), detalla que hay cuatro personas que podrían sustituirle y tres de ellos trabajan ya para él.