'Telecos'

Jazztel celebrará en España sus juntas de accionistas

Jazztel podrá celebrar sus juntas de accionistas en España. El consejo de administración dio ayer luz verde al cambio del reglamento interno que le permitirá realizarlas en una localidad española o en aquella 'donde la sociedad tenga su domicilio social', según consta en el orden del día de la próxima junta, prevista para el 25 de abril. Hasta ahora, Jazztel celebraba sus juntas anuales en Londres. Además, permitirá el voto electrónico a través de su página web.

Los accionistas de la operadora de telecomunicaciones también deberán aprobar el nuevo plan de opciones sobre acciones de la sociedad, que comprenderá los cuatro próximos ejercicios, es decir, el periodo 2008-2012.

En la junta del próximo abril, Jazztel también tratará la aprobación del informe de remuneraciones, así como la reelección de Deloitte como auditor de la sociedad. Además, los accionistas deberán aprobar la elección como consejero independiente de Luis Chávez, así como la reelección de otros tres consejeros, dos independientes (Pedro Ángel Navarro y José Luis Díez) y un dominical (Javier Ibáñez de la Cruz).

La convocatoria de la junta de accionistas y su traslado a España se hizo pública un día después de la presentación de resultados anuales de la operadora. Jazztel cerró el ejercicio con unas pérdidas de 101,7 millones, un 53% menos que en el ejercicio 2006. Sin embargo, los números rojos de 2007 están por debajo de las previsiones de la sociedad que estimaba unas pérdidas de entre 80 y 90 millones. Sin embargo el resultado bruto de explotación (Ebitda), aunque fue negativo, se redujo hasta los tres millones de euros, lo que supone una mejora con respecto a los 136,7 millones perdidos en 2006 y sitúa la cifra muy cerca de la rentabilidad operativa. El número de usuarios de banda ancha de la operadora se situó en 268.740.

La compañía también ha hecho públicas sus previsiones para el ejercicio actual que pasan por alcanzar una cifra de ventas de entre 340 y 360 millones, con 5 a 10 millones de Ebitda positivo, aunque prevé unas pérdidas de entre 85 y 95 millones. La operadora ha descartado necesitar financiación y estima alcanzar un flujo de caja positivo en 2009.