æscaron;ltima

El primer chivato de un cártel aguarda a las puertas de la CNC

Hoy entra en vigor el sistema de clemencia, que permite eludir una multa a quien denuncie primero.

El primer chivato de un cártel aguarda a las puertas de la CNC
El primer chivato de un cártel aguarda a las puertas de la CNC

Desde el pasado fin de semana una o dos personas se turnan a las puertas de la Comisión Nacional de la Competencia. Guardan el turno para que hoy, a las 9 de la mañana, alguien a quienes representan acuda a interponer la primera denuncia ante la Unidad de Cárteles y Clemencia de la Dirección de Investigación de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC). Sólo el primero en denunciar la existencia de un cártel (y se entiende por tal todo acuerdo secreto entre dos o más competidores cuyo objeto sea la fijación de precios, de cuotas de producción o de venta, el reparto de mercados, incluidas las pujas fraudulentas o la restricción de las importaciones o las exportaciones) podrá librarse de una multa que puede alcanzar el 10% de la facturación total del ejercicio precedente al de la sanción.

Las denuncias pueden realizarse desde hoy mismo, después de que el BOE publicase ayer el real decreto que desarrolla la Ley de Defensa de la Competencia y en el que se establece el sistema de denuncia de cárteles. La presentación de las solicitudes formales de exención y de reducción del importe de la multa podrán realizarse directamente por la empresa o persona física o a través de representantes. Y el orden de recepción de las solicitudes de clemencia se determina en función de la fecha y de la hora de entrada en el registro de la CNC, desde las 9 de la mañana hasta las 2 de la tarde y desde las 4 hasta las 6 de la tarde.

Quienes llevan ya casi una semana haciendo guardia a las puertas de la sede de la CNC reconocen que trabajan para un despacho de abogados cuyo nombre, sin embargo, no quieren desvelar. Tampoco, por supuesto, el nombre de la empresa que planea presentar la primera petición de clemencia. Aunque no niegan la razón por la que llevan allí varios días. Y pese al hecho de que los trabajadores de la CNC ya les conocen y han entablado conversación con ellos a lo largo de los últimos días, prefieren salir de espaldas en la fotografía.

Los procedimientos de denuncia de cártel son ultrasecretos. Cualquier filtración puede suponer la retirada de la inmunidad

No es de extrañar. 'Todos estos procedimientos son ultrasecretos', señala un experto en Derecho de la Competencia. Y no sólo lo es la documentación que se aporte. También lo es la identidad de las empresas, el sector e, incluso, la propia solicitud. 'Esas informaciones no se sabrán como mínimo hasta que la Dirección de Investigación eleve una propuesta al Consejo, es decir, por lo menos pasarán nueve o diez meses desde que se inicie el procedimiento', explica el experto.

La divulgación de cualquier información antes de que la CNC tomara una decisión sería motivo de retirada de la inmunidad. Y el abogado asegura que ha habido precedentes. 'Ha habido algún caso ante la Comisión Europea en el que la empresa que había solicitado clemencia la perdió porque habló más de la cuenta. La broma le puede costar a la empresa entre 60 y 80 millones de euros, dependiendo de la gravedad del asunto' afirma el experto.

Fuentes de la CNC aseguran que esperan que se produzcan un buen número de delaciones. Es lo mismo que ha sucedido en otras jurisdicciones en las que se ha puesto en marcha. La introducción del sistema de clemencia en Japón, donde, como en España, los chivatos no suelen estar demasiado bien vistos, se produjo un auténtico aluvión de denuncias durante los primeros días. Y muchos expertos creen que algo parecido sucederá a partir de mañana.

Sólo el primero en denunciar un cártel se librará totalmente de la multa, pero el segundo que lo haga, en función de la información que aporte, también logrará eludir buena parte del pago. La veda para acabar con conductas anticompetitivas se ha abierto.