Cifras

La crisis crediticia dispara la emisión de convertibles

Los bonos convertibles están en auge. La necesidad de las empresas de conseguir liquidez, en un momento en el que los mercados de capitales están cerrados, ha disparado los volúmenes. En el segundo semestre de 2007, las cifras casi triplicaron las del mismo periodo del año anterior.

Los bonos convertibles, un híbrido entre la renta fija y las acciones, vuelven a estar de moda. Las turbulencias que azotan a los mercados financieros desde el pasado verano han disparado el volumen de este tipo de emisiones, una tendencia que ya comenzó a vislumbrarse a finales de 2007. En el segundo semestre del pasado ejercicio se registraron en Europa 14.769 millones de euros en convertibles, casi el triple del mismo periodo de 2006 cuando se alcanzaron los 5.049 millones, según los datos de Thomson Financial. Los expertos, además, consideran que el ritmo se acelerará durante este año.

'Teniendo en cuenta el entorno actual en el mercado de renta variable y los niveles elevados de volatilidad, el inversor encuentra en los convertibles un instrumento que le garantiza el principal y le concede la posibilidad de convertir el bono en acciones', explica Luis Esguevillas, responsable de mercados de capitales de Citi.

Pero también es un producto atractivo para las empresas, máxime aún en un momento en el que la liquidez se paga a precio de oro. 'Es de los pocos mercados que están abiertos, y a unos precios atractivos para los emisores que buscan agilidad, liquidez y tamaño', afirma Esguevillas.

Esto ha animado a las empresas a recurrir a esta alternativa de financiación. Sabadell aprobará en su próxima junta de accionistas una emisión de convertibles de hasta 2.000 millones. Con ello, el banco, que aún no ha definido las características de la colocación ni la fecha, se deja abierta la posibilidad de utilizar este instrumento si necesita fondos para una compra o aumentar su pasivo.

No es la primera entidad española. Santander diseñó el año pasado la mayor operación de convertibles de toda la historia, de 7.000 millones, para pagar parte de la adquisición del holandés ABN Amro. El primer banco español optó por la fórmula de mandatory convertibles, un tipo de bonos en el que se está obligado a transformar obligatoriamente los títulos en acciones.

Algunos de sus competidores, como Citi, UBS, Merrill y Morgan Stanley, también han lanzado emisiones con estas peculiaridades. Pero no son los únicos. 'En Oriente Medio, por ejemplo, las emisiones han crecido hasta los 7.380 millones de euros en sólo dos años. Esto refleja que se está accediendo a los mercados de capitales en unas condiciones muy atractivas', señalaba recientemente el responsable de bonos convertibles de Barclays Capital en un artículo.

Entre enero y febrero, el volumen en todo el mundo ha ascendido a 14.114 millones.

Las cifras

Emisores Bank of America ha protagonizado la mayor operación de este año, de 4.640 millones de euros. Le sigue Citi, con 2.130 millones.

Regiones América concentra un 68,8% del volumen en convertibles. Asia acapara casi un 16% y Europa un 8,6%.

Bancos Del total de emisiones de este ejercicio, un 71,7% lo ha acaparado el sector financiero.