Buen gobierno

El 11% de las empresas españolas no cumple los dictados del Pacto Mundial

Las empresas españolas están a la cabeza de presentación de informes de progreso de responsabilidad social corporativa (RSC) del Pacto Mundial de las Naciones Unidas. Sin embargo, un 11% sigue sin cumplir con el acuerdo. Además, ONG y sindicatos critican que no se verifican los informes que envían las compañías.

Las empresas españolas fueron más responsables que el año anterior. O al menos eso es lo que han querido mostrar con la presentación de informes de Progreso que en 2006 fue un 8% superior a 2005, hasta llegar a los 192. De esta forma llegaron a liderar la presentación de informes de toda la red mundial. No obstante un 11%, un total de 40 empresas, siguieron sin mostrar su cara responsable ante las Naciones Unidas. De las 354 empresas adheridas al Pacto de España, 314 son activas, es decir, han presentado su informe de progreso, 22 son non communicating (han recibido una llamada de atención por la falta de datos) y 18 se consideran inactivas por llevar dos años sin presentar informes.

Verificación

Para muchas organizaciones (entre otras el sindicato UGT, el Observatorio de la Responsabilidad Social y Amnistía Internacional) no es suficiente con haber presentado el informe. 'Estos datos se deberían verificar', comenta un miembro del Observatorio de la RSC. Para esta organización las empresas del Ibex 35 se escudan mucho en que están adheridas al sistema del Global Compact (la iniciativa voluntaria de Naciones Unidas para la RSC) y la información que se facilita ahí es 'superficial, poco clara y, a veces, no es real'. Algo en lo que coinciden desde UGT.

Pero los datos ofrecidos por la Asociación Española del Pacto Mundial de las Naciones Unidas (Aspam) no son todos desalentadores: España ocupa el segundo lugar en número de empresas firmantes del Pacto Mundial, con 354 empresas adheridas que suponen un 8% del peso total del mundo, porcentaje sólo superado por Francia, con el 12%. Sin embargo la tasa de sociedades inactivas es mucho menor en España (5%) que en Francia, que llega a tener un 19% de compañías declaradas como inactivas.

Los informes, en los que las firmas dan a conocer sus avances en la implantación de los 10 principios fundamentales de Pacto Mundial en derechos humanos, laborales y medioambientales y lucha contra la corrupción, no siempre están completos o claros. Sobre la trasparencia de los informes, el 60% tiene es media, un 23% baja y sólo un 18% alta. Organizaciones como Amnistía Internacional reclaman que declaren 'inactivas también a aquellas que no tengan un nivel mínimo de cumplimiento de estos principios'.

La comunicación interna también hace discrepar a empresas y sindicatos. Según los informes presentados el 97% de las grandes empresas y el 78% de las pymes ha instaurado vías que permiten conocer lo que piensan sus trabajadores. Algo que no opinan desde UGT. 'Para informar a los empleados los sistemas que utilizan son la intranet, un medio al que no tienen acceso todos los empleados'.

Cotizadas y políticas medioambientales

Las empresas cotizadas españolas no cumplen tanto como parece con el medio ambiente. El 50% que tiene un alto impacto en el medio ambiente declara en sus informes que recibe multas por incumplimientos en este campo. Sin embargo, el 92% de las cotizadas realiza informes de impactos previos a una inversión y la totalidad de las compañías cotizadas que han presentado sus informes declaran haber implementado políticas de reducción de consumo lo que incide en la reducción de agua, papel, energía, materias primas, material de oficina...

En el campo de la lucha contra la corrupción parece que las cotizadas en la Bolsa de Madrid lo tienen más aprendido. Empresas como Acciona, BBVA. Endesa, Inditex o Iberdrola declaran que siempre informan a sus empleados sobre códigos éticos o políticas anticorrupción de la compañía. Otro punto a su favor es que el 90% posee políticas para el control de los regalos.

Para Asepam, estas empresas son de las que más completan los informes de sostenibilidad, pero aún tienen deberes: 'que incrementen la transparencia en el cumplimiento de los objetivos y que generalicen los procesos de implantación de los 10 principios del pacto'.