Indicadores

El euríbor baja y las hipotecas ¿también?

La tendencia bajista que sigue el euríbor, el indicador más utilizado para el cálculo de hipotecas en España desde principios de año, no repercutirá inmediatamente más que en un pequeño porcentaje, imposible de calcular, de las hipotecas que las familias españolas tienen suscritas.

El euríbor cerrará previsiblemente febrero en el 4,33%, una décima por debajo de lo que marcó en enero (4,498%). El indicador alcanzó el viernes el 4,367%, de modo que la media de febrero quedaría en 4,337%, muy por debajo del 4,733% con el que comenzó el año y del 4,498% con el que concluyó enero. Sin embargo, esta "buena noticia" sólo beneficiaría a las hipotecas con revisión semestral.

Para una hipoteca media de 150.000 euros a 25 años y con un diferencial del 0,50% contratada hace un año las cuotas que se revisen anualmente subirían en febrero de los 799 a los 819 euros, lo que representa un sobre coste mensual de 20 euros.

Si esa misma hipoteca se hubiera revisado en agosto del año pasado, cuando el indicador alcanzó el 4,661%, la cuota hubiera pasado entonces de 799 a 847, y ahora en febrero podría ser de 819 euros.

Es imposible saber cuántas familias españolas se beneficiarán de esta bajada ya que, como aclara la Asociación Hipotecaria Española (AHE), "no existe ninguna información específica sobre la estructura de índices y cadencias de ajuste para la totalidad de la cartera viva de préstamos".

Evolución a la par que los tipos de interés

Normalmente, el euríbor sube cuando los mercados prevén que el Banco Central Europeo tiene intención de subir los tipos de interés, aunque, como señala la AHE, "a pesar de la elevada correlación entre el tipo de intervención del BCE y los índices de referencia del mercado hipotecario" las variaciones del primero no implican, necesariamente, cambios en los segundos.

En su última reunión, el 7 de febrero, el Banco Central Europeo (BCE) decidió mantener los tipos básicos de interés en la zona del euro en el 4%, tal y como esperaban los mercados financieros. Sin embargo, y pese a las presiones recibidas, el presidente del BCE, Jean Claude Trichet, no ha dejado dudas sobre su intención de no bajar el precio del dinero.

En su línea de controlar ante todo la inflación en la Eurozona, Trichet aseguró la semana pasada en Madrid que bajar los tipos sería lo mismo que "tirarse al lago con lluvia" y sinónimo de una "política loca".

El euríbor, acrónimo de "Europe Interbank Offered Rate", tipo europeo de oferta interbancaria, es al que las entidades financieras se prestan dinero en el mercado interbancario del euro. Su valor se calcula mediante la media de los precios de los 64 principales bancos europeos.

En las hipotecas de tipo variable, que son mayoría en España, la cantidad que hay que pagar depende de un índice de referencia acordado con el banco y que se revisa regularmente cumplido un plazo, generalmente de seis o doce meses.

El euribor a 12 meses, el índice más utilizado por los bancos para prestar dinero a sus clientes, comenzó a cotizar en enero de 1999 y, desde entonces, ha oscilado entre un mínimo de 2,014% y un máximo del 5,248%.