Eloi Planes

'Hay más oportunidades de compra por estar en Bolsa'

Tras cuatro meses de cotización, Fluidra ha aumentado las oportunidades de inversión. Con todo, seguirá creciendo un 16% anual

Fluidra, que cotiza en Bolsa desde el 31 de octubre, fabrica productos para piscinas y tratamiento de aguas. Acaba de abrir una delegación en Bélgica, con lo que suma una red de 156 sucursales en 31 países, con un total de 39 centros de producción. La plantilla alcanza los 3.600 empleados. Todos estos números y una facturación que entre enero y septiembre pasados alcanzó los 544,7 millones de euros, forjan la idea de una empresa familiar que ha realizado un gran esfuerzo de internacionalización. Eloi Planes, su consejero delegado, asegura que desde que están en el parqué tienen más oportunidades de inversión.

¿Qué valoración hace del inicio de la experiencia bursátil?

Estamos muy satisfechos, porque la compañía tenía una vocación clara de cotizar. Ahora existe poca liquidez, lo que supone que es difícil visualizar el valor de Fluidra. Tiempo al tiempo. La ventaja es que estamos en un sector sano, con claro crecimiento, dinámico, que conocemos bien.

'Sólo el 5% de las ventas totales se centran en el mercado español de piscinas en el sector residencial'

Y el inversor, ¿conoce lo que hace Fluidra? No existe otro referente en este sector.

El accionista que ha entrado en la compañía nos ha entendido. Es cierto que no es un sector muy evidente, pero poco a poco nos explicaremos. También es verdad que no existen muchos comparables en España. Si salimos de aquí, en los mercados internacionales, sí que encontramos algún ejemplo. Creo que a medio plazo esto es positivo, porque demuestra que trabajamos en el marco internacional y que nuestros competidores no son españoles, son americanos, austriacos, etc. Jugamos una liga mundial y esto es positivo.

¿Pero, independientemente de las turbulencias bursátiles, cree que la empresa se valora correctamente?

Yo veo que la acción tiene el movimiento que según los expertos tiene que tener. Sin embargo, de lo que sabemos hacer es hablar de nuestro negocio. Fluidra es la misma compañía que hace seis meses, con los mismos proyectos que hace medio año y los mismos planes de crecimiento. Si al final tienes un reconocimiento en Bolsa es porque las compañías hacen lo que han dicho que harían. Además, nosotros estamos en un sector atractivo y con capacidad de crecimiento. Esto último es importante, puesto que queremos cumplir con nuestros planes paso a paso.

¿Ya han conseguido la financiación que necesitaban en la Bolsa para su crecimiento?

Buscábamos más visibilidad que otra cosa. Para el plan de desarrollo que tenemos pensado y las adquisiciones previstas no es necesario pedir capital al mercado. Nuestra idea ha sido sencilla: vamos a buscar un inversor que nos pueda entender y, cuando sea necesario por una operación realmente de calado, busquemos recursos que nos puedan acompañar. Que sepan ya cómo hacemos las cosas. La verdad es que con esta visibilidad que ya hemos conseguido nos llegan más oportunidades sobre la mesa, aunque ya teníamos una gran cartera de adquisiciones.

Y, precisamente, esta mayor visibilidad puede obligar a acelerar el crecimiento...

Siempre hemos hecho las cosas con mucha previsión y a medio plazo. Somos una compañía de crecimiento, lo que quiere decir que la gente que ha entrado aquí ha visto un valor de futuro. No tenemos ningún tipo de prisa, y hacemos exactamente lo mismo que hacíamos antes de salir a Bolsa. Vendrán más adquisiciones no porque las aceleremos, sino porque estaban previstas o encajan en nuestra estrategia. Hoy estamos en 31 países, pero nuestro objetivo es estar en 40 mercados en cuatro años.

¿Cuál es el plan de crecimiento?

Llevamos creciendo desde 2000 a un ritmo medio del 16% anual. Trabajaremos para que en los próximos cuatro años sigamos con este ritmo.

A pesar del parón residencial...

El crecimiento en España será menor, pero con un impacto muy limitado.Tenemos expuestas en el mercado español de la construcción un 5% de las ventas totales. Estamos muy diversificados internacionalmente. Además, nuestra actividad de piscinas va mucho más allá de su primera instalación, porque existe la parte de mantenimiento, el crecimiento del concepto de ocio (wellness), y las piscinas públicas.

Y el riesgo en Estados Unidos...

Estamos presentes en Norteamérica en el nicho de la piscina pública y en la aplicación industrial de la división de conducción de fluidos, porque allí cuenta con un buen comportamiento y una inversión relativamente baja. Este camino ya lo hemos hecho. Somos el referente en la piscina pública, pero tenemos una presencia muy limitada en el segmento residencial. Si hubiéramos querido entrar allí, hubiéramos tenido que forzar niveles de inversión muy alta, con retornos más reducidos.

¿Existe alguna intención de refinanciar deuda?

No tenemos ningún tipo de necesidad, ni nadie nos presiona. Muchas veces, esto último es lo que les pasa a muchas compañías. Estamos en una buena posición. No nos hemos extralimitado, con un nivel de apalancamiento muy cómodo. El nivel de deuda está situado en un margen de entre 2 y 2,5 veces el ebitda. Este año estaremos en un nivel de 2,1 o 2,2 veces el ebitda. La compañía es capaz de mantener su ritmo de inversión con este nivel de deuda.

A nivel de gestión, ¿la entrada en Bolsa ha supuesto algún cambio?

Desde luego. Tenemos cinco dominicales y tres miembros independientes en el consejo de administración, que ya se ha reunido en dos ocasiones, una cada dos meses. Así, tenemos una visión global, que es lo que nos interesa más.

¿Es suficiente una reunión bimensual?

Bueno, contamos con una comisión delegada que se convoca los meses que no hay consejo.

Un presupuesto de 50 millones al año

La compañía dirigida por la familia Planes mantiene la estrategia de inversión para los próximos ejercicios. Así, la compañía destina un presupuesto total de 50 millones de euros al año, la mitad para adquisiciones y el resto para la adecuación y el mantenimiento de sus factorías, instalaciones.

La estrategia de crecimiento se basa en la integración de empresas del sector que cuentan con una facturación de entre siete y 14 millones de euros. Su última operación sigue este patrón. En enero pasado adquirió el 90% del capital de la empresa italiana Spei, que registró unas ventas de 7,5 millones en 2007, con un incremento del 13% sobre el año anterior. Eloi Planes asegura que 'en Asia queremos mantener un ritmo fuerte de crecimiento y de apertura de delegaciones, especialmente en China. En los mercados de Europa del Este estamos muy bien posicionados, con presencia en Hungría, Polonia, Chequia, Rusia'. En América Latina, Fluidra también cuenta con planes de crecimiento, estando ya presente en Chile y preparando su entrada en Brasil, 'un mercado cerrado pero muy interesante', y en Argentina, siempre a través de adquisiciones de empresas.