CincoSentidos

Viviendas pensadas para desear quedarse en casa

Las promociones de lujo ofrecen un mundo de servicios a la carta

Viviendas pensadas para desear quedarse en casa
Viviendas pensadas para desear quedarse en casa

La casa ha dejado de ser un espacio cerrado entre cuatro paredes donde vivir. Cada vez más, la vivienda es un espacio de convivencia adaptado a las necesidades concretas de sus habitantes, con todas las comodidades y servicios posibles. Un mundo de confort a la carta. æpermil;sta es la idea básica de una novedosa corriente que comienza a abrirse paso en el sector inmobiliario. Es el caso de dos nuevas promociones de lujo -Las Arcadias Villanueva Serrano en Madrid y Mdd37 en Málaga- creadas para satisfacer a un tipo de cliente muy definido. La primera propone hogares de élite para personas activas de más de 50 años; la segunda se dirige a jóvenes amantes del trasiego urbano. Ambas pretenden hacer realidad los sueños del urbanita dinámico, independiente y extrovertido que busca el paraíso en plena ciudad.

Las Arcadias, de Layetana Inmobiliaria, es un proyecto ya desarrollado en Barcelona y Valencia y que ahora desembarca en Madrid. Son 24 viviendas de entre 78 y 144 metros cuadrados construidas en un antiguo palacete del siglo XIX, frente a la Biblioteca Nacional, y destinadas a seniors de alto nivel adquisitivo. 'El piso es lo más pequeño posible, con sólo lo necesario, ya que el resto se encuentra en los 1.260 m2 de la zona común', explica Ignacio Fons, director general de negocio residencial de Layetana.

Sala de masajes

Las Arcadias tendrá servicio de limpieza y de mantenimiento que realizará las labores del hogar

Este espacio compartido cuenta con restaurante, gimnasio, lavandería, habitaciones para los invitados y una sala de masajes. Imagine, por ejemplo, que llega a casa agotado después de trabajar todo el día y se encuentra con que la bombilla del salón se ha roto, la nevera está vacía, los platos, sucios, y una montaña de ropa sin lavar. Ahora haga un esfuerzo mayor e imagine que, sin moverse de su vivienda, esas molestias se resuelven prácticamente solas: un servicio de mantenimiento ha arreglado la bombilla rota, otro de limpieza ha llevado la ropa a la tintorería y una cena con menú personalizado le espera en un restaurante privado. Las Arcadias cuenta con 25 personas destinadas a satisfacer estas necesidades y cualquier otro capricho. Entre ellas, un grupo permanente de enfermeras tituladas que cuidará la salud del propietario.

Este mundo idílico cuya construcción finalizará en unos 18 meses tiene, sin embargo, un precio elevado: cada hogar cuesta alrededor de dos millones de euros, más una cuota mensual de comunidad de unos 2.000 euros, que no incluyen la contratación de servicios personalizados, como chófer o doncella. Más barato -entre 180.000 y 330.000 euros- y dirigido a gente más joven es el proyecto Mdd37, promovido por Incity en Málaga y cuya edificación empezará a partir de Semana Santa. Serán cuatro bloques de 19 viviendas de entre 44 y 92 metros cuadrados, desde los apartamentos pequeños a los dúplex. El aspecto exterior tendrá un aire futurista, con pasarelas colgantes que trasladarán al residente de un edificio a otro.

Pero su rasgo distintivo, como en Las Arcadias, será la zona común, decorada por piezas únicas elaboradas por el estudio holandés Atelier Van Lieshout: consistirá en un espacio de interrelación con biblioteca, gimnasio, jardín y sala de televisión e internet. 'El típico patio central malagueño cobra más importancia que las propias viviendas', cuenta Adelaida Caraballo, de Salvago, la consultora que comercializa estos hogares. Las casas podrán comprarse o utilizarse para el alquiler. Como explica Caraballo: 'Muchos empleados que tengan que venir regularmente a Málaga y no quieran vivir en un hotel aquí contarán con más intimidad y las mismas comodidades'.

Paraísos para urbanitas

Centro urbano

Las Arcadias y Mdd37 se dirigen a personas dinámicas y activas que quieran vivir en el centro de la ciudad. La idea es recuperar el concepto de barrio, y por ello ambos proyectos aprovechan edificios históricos o respetan su arquitectura.

Un espacio social

El objetivo de las dos promociones es convertir la vivienda en un espacio de convivencia entre los habitantes del edificio. Las Arcadias incluye la organización de actividades para sus inquilinos, como juegos, excursiones o conciertos. Mdd37 permitirá realizar cualquier actividad de ocio en su zona de convivencia.

Funcionalidad

El interior de las viviendas está diseñado de manera sencilla para aprovechar al máximo los metros cuadrados construidos. Las casas de Las Arcadias cuentan con pocas piezas -salón, baño, cocina y dormitorio- y las de Mdd37 serán del estilo de un miniloft, un único espacio amplio y luminoso.

A su servicio

El proyecto de Las Arcadias se dirige a personas acomodadas de más de 50 años, sin hijos o que se hayan independizado. Los cuartos de cada casa cuentan con un llamador que conecta con recepción, cuyo personal realizará cualquier petición, desde llamara a un taxi hasta reservar una entrada para el teatro.

Un hogar

A pesar de todos los servicios que ofrecen y del espacio de convivencia, ninguno de los proyectos quiere ser comparado a una residencia o un colegio mayor universitario. Se trata de hogares individuales con servicios comunes.