Compra

BAT adquiere activos de la tabaquera pública turca Tekel por 1.161 millones

El grupo tabaquero británico British American Tobacco (BAT) se ha adjudicado los activos del negocio de cigarrillos de la tabaquera pública turca Tekel por 1.720 millones de dólares en el proceso de subasta desarrollado en el marco del proceso de privatización de la compañía.

La firma británica propietaria de las marcas Kent, Dunhill, Lucky Strike y Pall Mall indicó que la transacción, que aún debe ser aprobada por la autoridad turca de la competencia y ratificada por el Alto Consejo de Privatizaciones de Turquía, podría firmarse y completarse a finales del presente año.

En este sentido, el segundo grupo tabaquero a nivel mundial estimó que la incorporación de los activos adjudicados permitirán a la compañía incrementar su cuota de mercado en Turquía hasta el 36% desde el 7% actual.

En concreto, los activos adquiridos por la británica constan de la totalidad de los derechos de todas las marcas de cigarrillos comercializadas por Tekel, que en 2007 sumaron 32 millones de cigarrillos vendidos, representando alrededor del 29% del mercado otomano.

Asimismo, como parte de la operación, BAT ha adquirido las factorías de Estambul, Ballica Samsun, Tokat, Adana, Malatya y Bitlis.

No obstante, la compañía especificó que la transacción no hace referencia a los empleados de Tekel, por lo que comunicó que, tras mantener conversaciones con los empleados y sindicatos, realizará una propuesta laboral cuando se aproxime la fecha para completar la operación.

Los activos adquiridos por BAT generaron en 2007 un resultado bruto de explotación de 151 millones de libras esterlinas (unos 200 millones de euros).

Sinergias de 30 millones

La compañía británica prevé obtener unas sinergias de 30 millones de libras anuales a partir del tercer año tras la firma del contrato gracias a las mejoras en la cadena de producción y el ahorro en costes de administración.

Asimismo, la multinacional británica prevé que la operación permita mejorar sus ingresos a partir de 2009, aunque advirtió de que también resultará en una carga fiscal diferida de 20 millones de libras (26,5 millones de euros) que afectará a su beneficio por acción en 2008.

En este sentido, BAT apuntó que asumirá en sus cuentas de 2008 una carga extraordinaria de 50 millones de libras (66,3 millones de euros) relacionada con los costes de integración de Tekel e indicó que financiará la operación mediante una línea de crédito ya comprometida.

"Esta inversión, ligada al rápido desarrollo económico del país, contribuirá a transformar nuestra posición en el octavo mayor mercado de cigarrillos a nivel mundial", afirmó Paul Adams, consejero delegado de BAT.