Resultados

RWE no comprará Iberdrola ni ninguna otra eléctrica de ese tamaño

La eléctrica alemana presentó hoy sus resultados anuales y el mayor programa de inversiones de su historia, de 30.000 millones hasta 2012, con el que aspira a elevar su beneficio operativo en 600 millones de euros anuales hasta 2010.

El consejero delegado de la compañía, Jurgen Grossman explicó que la estrategia de la compañía se centrará en consolidar su posición en Alemania y en Reino Unido, y en expandirse por el Sur y Sureste de Europa, así como en buscar ¢opciones¢ en países como Rusia y Ucrania. La región del Sur de Europa no incluye a España, sino países como Italia, Grecia o Turquía.

La compañía registró durante el pasado año un beneficio neto de 2.659 millones de euros, un 30% inferiores a los de un año antes. Este descenso se produjo ante la falta de extraordinarios. RWE se desprendió en 2006 de su negocio de suministro de agua en EEUU y en el Reino Unido para centrarse en la energía e invertir en este sector en el Reino Unido, Europa central y oriental a medio plazo.

Según informó hoy RWE, la facturación se mantuvo el pasado año en 42.507 millones de euros (62.485 millones de dólares), tan sólo un 0,1% menos que 2006. El beneficio operativo subió en 2007 el 14,8%, hasta 6.520 millones de euros (9.584 millones de dólares), en comparación con las cifras del año anterior.

RWE explicó que esta mejora operativa se produjo por el buen comportamiento de su división de producción de electricidad, que compensó los efectos negativos de la regulación alemana de redes de transporte y la desactivación de la central nuclear de Biblis.

La compañía alemana prevé que en 2008 el beneficio operativo sea, por lo menos, como en 2007 y el neto subirá un 10%. La dirección de RWE recomendará en la próxima junta general de accionistas el pago de un dividendo por acción de 3,15 euros, un 3,3% más que el monto repartido el año pasado para las acciones ordinarias y un 3,8% más para las preferentes.