Motor

Un deportivo de lujo 'made in Valencia'

Un valenciano construirá 99 coches exclusivos que costarán alrededor de 700.000 euros

Un deportivo de lujo 'made in Valencia'
Un deportivo de lujo 'made in Valencia'

Un coche superdeportivo, capaz de superar fácilmente los 300 kilómetros por hora, hecho a mano y con sólo 99 unidades para todo el mundo. Esa es la exclusividad que ofrece GTA Motor, una compañía valenciana que anoche presentaba su primer proyecto, el GTA Concept, un vehículo que no pisará el asfalto hasta el próximo mes de agosto, cuando, coincidiendo con la celebración del Gran Premio de Europa de Fórmula 1 en Valencia, pero que ya cuenta con ocho pedidos. El precio, aunque no se ha fijado de forma exacta, rondará los 700.000 euros.

En la presentación de ayer se mostró únicamente el aspecto exterior del coche. La compañía, creada por Domingo Ochoa, responsable de una escudería de monoplazas de competición, quiere seguir creando expectación en los próximos meses, antes de hacer rodar el prototipo. Ese primer vehículo, explican desde GTA Motor, se ensamblará en España con piezas aportadas por fabricantes externos, bajo patentes internacionales adquiridas por la compañía, cinco de las cuales tienen carácter mundial. Después, cuando empiecen a fabricarse el resto de unidades, la intención es que todo, excepto el motor, se haga en la planta valenciana de Riba-roja de Túria, donde se han invertido más de tres millones de euros para hacer realidad esta idea.

El interés por un vehículo de estas características se ha hecho patente en tres países concretos. De Rusia, China y Dubai proceden los primeros pedidos. Los distribuidores con los que se ha llegado a un acuerdo han sido los primeros en formalizar un pedido del vehículo, cuya primera entrega está prevista para el primer trimestre de 2009.

'El GTA Concept nace destinado a ser el sueño de 99 privilegiados que buscan un superdeportivo único de altas prestaciones enmarcado entre la potencia y la absoluta exclusividad', aseguró anoche en la presentación la compañía valenciana. El agresivo diseño del coche es obra del ingeniero valenciano Sento Pallardó. La potencia se la proporcionará un motor Pontiac, que puede llegar a desarrollar hasta 780 caballos, permitiéndole superar fácilmente los 300 kilómetros por hora.

Una de las novedades que aporta el diseño, según explica GTA Motor es que el chasis está construido con una mezcla de fibra de carbono y titanio, un compuesto derivado exclusivamente de la alta competición, lo que permite que el peso final del coche sea inferior a lo que aparenta. El motor, pese a su potencia, funciona con biodiésel, explican desde la compañía.

Ochoa decidió en el año 2003 que su experiencia en el mundo de la competición le permitiría ya crear una empresa de innovación y tecnología aplicada al automóvil de calle. Ahora, aprovechando la aspiración del gran premio en el circuito urbano de Valencia, GTA Motor quiere crear una nueva industria del motor en Valencia con una importante carga tecnológica. Para ello cuenta con 16 empresas proveedoras, partners, en el argot, y el apoyo de distintas instituciones públicas, incluidos algunos fondos europeos para el desarrollo.

El objetivo, al final, es conseguir consolidar una empresa que construya más que coches, sueños. Fuentes de la empresa aseguran que con una veintena de pedidos, la rentabilidad económica del proyecto estaría garantizada, 'eso sin contar las aportaciones al empleo y a la investigación que conllevaría'.

Un coche de capricho para gente que se los puede permitir. No en vano, desde GTA Motor recuerdan que este mercado del lujo 'no está sujeto a las crisis económicas'.