Paro

La UE prevé que el desempleo caiga por debajo del 7% este año en la eurozona

La Unión Europea creará cinco millones de nuevos puestos de trabajo para 2009 y el desempleo se reducirá por debajo del 7% este año, dijo la Comisión Europea en un informe optimista sobre el mercado laboral de los Veintisiete el viernes.

Sin embargo, la Comisión Europea expresó su preocupación por el desempleo aún elevado entre los jóvenes europeos y la inversión insuficiente en educación y preparación, que Europa necesita para afrontar los desafíos de la globalización y el envejecimiento.

En un informe preparado para su aprobación por parte de los ministros de Trabajo de la UE el 29 de febrero, la Comisión señaló que la tasa de empleo de la UE, situada ahora en el 66%, se está acercando al objetivo del 70% en 2010.

Para alcanzar ese objetivo, la Unión tendría que crear 20 millones de empleos en los próximos tres años, dijo en un comunicado.

¢Con esfuerzos sostenidos, el objetivo global para 2010 de un empleo del 70% está ahora al alcance¢, dijo.

La UE también estaba haciendo progresos en sus objetivos del mercado laboral, establecidos en 2000 en lo que se llamó estrategia de Lisboa para hacer del bloque la región económica más competitiva del mundo en 2010.

Los líderes de la UE redujeron la lista de objetivos de Lisboa y las reformas necesarias a la mitad del plazo, pero mantuvieron los objetivos del mercado laboral.

Para contrarrestar los efectos del envejecimiento de la población, la UE quiere elevar el empleo entre los trabajadores mayores al 50%, pero el informe dijo que esa tasa era ahora del 43,5%.

El bloque pretende también que entren más mujeres al mercado laboral. La Comisión dijo que el bloque iba bastante bien en su vía de alcanzar el 60% de su objetivo de participación en 2010, ya que en 2006 era del 57,2%.

¢El empleo entre los jóvenes sigue siendo un problema grave en muchos estados miembros, con el 17,4% de media¢, dijo la Comisión.

Añadió que el desempleo juvenil se había incrementado desde 2004 en varios países miembros y que los jóvenes tenían más del doble de posibilidades de desempleo que la población activa en general.

Entre los problemas que aún deben abordarse, el informe señaló la fragmentación del mercado laboral, la caída del gasto en las políticas activas del mismo, la falta de éxito en promocionar el aprendizaje continuo y las reformas de seguridad social limitadas a las pensiones.