Videoconsolas

Llega la Wii Fit, una alternativa doméstica al gimnasio

Nintendo quiere mantener viva la llama del éxito de su Wii, la consola que ha revolucionado el mundo de los videojuegos gracias a su sistema de reconocimiento de movimientos. Su última innovación es la Wii Fit, una versión de su consola pensada para hacer ejercicio físico, que está triunfando en Japón.

Hasta ahora los mandos de la Wii estaban pensados para las manos y aunque permiten una gran libertad para saltar, agacharse o girar, no registran los movimientos de las piernas y pies. Wii Fit llega para ocuparse de las extremidades inferiores lo que abre todo un nuevo mundo de posibilidades.

Wii Fit, que llegará a Estados Unidos en el mes de mayo, incorpora un nuevo sensor capaz de calcular el peso y los movimientos con el fin de cuantificar el ejercicio que realiza el usuario, que se llama 'Wii Balanced Board'. En realidad se parece a una balanza casera, sobre la que se pueden hacer flexiones, bailes, los típicos ejercicios de aerobic o simular que se está sobre una tabla de surf.

La nueva Wii Fit pretende convertirse en una alternativa doméstica al gimnasio, y muestra una vez más la acertada estrategia de Nintendo de buscar nuevos públicos para las videoconsolas, más allá de los meros jugones de aventuras gráficas. La llegada a Europa se espera para finales del mes de abril.