Mercados

Las firmas del Ibex se gastan 1.180 millones en sus propios títulos

Las firmas del Ibex invierten 1.180 millones netos en lo que va de año

La gran mayoría de las empresas que cotizan en la Bolsa está afrontando una situación extremadamente complicada, puesto que el Ibex 35 retrocede un 13,89% en 2008. Sin embargo, algunas de las firmas del selectivo están aprovechándose de la hostil coyuntura bursátil para jugar con sus propias acciones con varios objetivos: ir construyendo una autocartera a precios atractivos, ofrecer liquidez a los inversores o retribuir indirectamente a los accionistas, entre otros cometidos (véase apoyo).

Así, nueve de las 35 empresas han comunicado a la Comisión Nacional del mercado de Valores (CNMV) operaciones de compras de títulos propios en lo que va de año, invirtiendo conjuntamente unos 1.184 millones de euros en términos netos (compras menos ventas). En teoría, la función de estas adquisiciones no es intervenir en la libre formación de precios en el mercado o favorecer a determinados accionistas y así consta, de hecho, en casi todos los códigos de conducta del reglamento interno de las cotizadas. El máximo porcentaje que pueden llegar a tener en su poder asciende al 5% del capital, tal y como recoge la ley de sociedades anónimas.

En cualquier caso, lo cierto es que varias de ellas han comprado acciones en momentos delicados para las cotizaciones, como sucede con Banco Sabadell, BBVA o Santander. El primero adquirió 1,12 millones de títulos el 21 de enero, día en que el Ibex se hundió un 7,54%; el segundo, 10,22 millones y el tercero, 17,06 millones de acciones. Eso sí, las entidades financieras explican que también han de comunicar como autocartera los títulos adquiridos para sus clientes.

El valor de todas las compras comunicadas al regulador asciende desde comienzos de año a 3.528 millones de euros y las ventas, a 2.344 millones (véase gráfico), si bien la normativa sólo obliga a informar al regulador del porcentaje de acciones propias cuando las compras lleguen a igualar o superar el 1% del capital social, sin tener en cuenta las posibles ventas.

Llama la atención que, pese a la caída de la mayoría de los valores, una buena parte de las inversiones en autocartera exhiba ya signo positivo según los precios medios de adquisición de los títulos y los del cierre del viernes. Son los casos de Acerinox, Abengoa, Indra y, sobre todo, Grifols, que obtiene una rentabilidad del 18,3% respecto al precio de compra, de 13,30 euros por acción. Es más, las firmas cotizadas tienen la obligación de comunicar lo que han ganado con las operaciones con sus acciones propias en los informes de gobierno corporativo.

Las medianas también realizan operaciones

No sólo compran acciones propias las compañías del Ibex 35, sino también otras menos famosas. Así, en lo que va de año, 11 pequeñas y medianas empresas del Mercado Continuo han comunicado a la CNMV (véase cuadro) operaciones de autocartera, de tal forma que su inversión neta (compras menos ventas) alcanza los 160 millones de euros, notablemente menos que sus colegas del índice selectivo, pero una cifra significativa teniendo en cuenta sus más reducidas cifras de facturación y de beneficios.

Precisamente, una de las empresas más activas en las adquisiciones ha sido una representante del sector inmobiliario, uno de los más afectados por las caídas. Martinsa-Fadesa, que retrocede un 9,82% en 2008, ha adquirido títulos valorados en unos 33,98 millones de euros entre el 2 y el 16 de enero. Mientras que la única venta que ha comunicado se efectuó el 2 de enero y su importe fue de tan sólo 2.397 euros.

La siguiente firma que más actividad ha desplegado en cuanto a compras es Técnicas Reunidas con compras declaradas por 23,7 millones de euros. Precisamente, sus operaciones con acciones propias comienzan el 16 de enero, la jornada posterior a que firmara un acuerdo con Merrill Lynch para que el bróker del banco de inversión favoreciera su liquidez en el parqué. Los expertos explican que este tipo de contratos cobra especial sentido con los medianos y pequeños valores, cuya liquidez suele ser inferior a la de los clásicos blue chips.

Otras compañías con posiciones destacadas en el ranking de las más activas son Ebro Puleva (con adquisiciones valoradas en 17,9 millones de euros), Sos Cuétara (15,3 millones) y Sol Meliá (9,9 millones). Al igual que ocurre en las empresas del Ibex, una buena parte de ellas adquirió los títulos a un precio medio inferior a las cotizaciones del viernes. Es lo que ocurre con las compras efectuadas por Azkoyen (a 5,03 euros), Ebro (11,49), Técnicas (39,51), Europac (4,95), Sos Cuétara (13,06) y Natraceutical (0,76).