Carlos Perelló

'Hay riesgos de algunas bajadas de 'rating' en entidades españolas'

Este bilbaíno, de 40 años y amante del surf, ha desarrollo su carrera profesional a caballo entre París y Londres en diferentes bancos extranjeros. En 1998 aterrizó en Natixis

La crisis que arrasa los mercados financieros desde el pasado verano no le asusta. El responsable de mercados de capitales en la sucursal en España de Natixis cree que este escenario obligará a la banca de inversión a simplificar su oferta. 'Se van a crear productos basados en índices estandarizados, con liquidez y transparentes, que el inversor podrá entender y operar más fácilmente', explica Carlos Perelló.

¿Qué riesgos ve para el sistema financiero español?

De algunas y moderadas bajadas de rating por el mayor desequilibrio de activos y pasivos. Los bancos tienen la ventaja de que siempre pueden ir al BCE. Y el BCE va estar siempre ahí si cree que hay un riesgo sistémico ¿Cuánto tiempo pueden estar los bancos en esta situación? Todo el que quieran. ¿Cuál es la desventaja? Probablemente que a las agencias de rating no les guste que se financien tan a corto plazo, lo que puede generar cierta tensión en algunos ratings.

Entonces, ¿cree que puede haber rebajas de ratings en España?

Han bajado el rating a muchos bancos europeos. Si la situación de bloqueo de los mercados internacionales continúa, no sería de extrañar. Creo que este gesto habría que leerlo como una respuesta a la crisis que vivimos y no por la calidad de los activos bancarios en España. Las instituciones medianas, que han apelado mucho al mercado, con alto porcentaje de activos hipotecarios domésticos y que hayan crecido más son las que pueden verse más perjudicadas.

¿Hemos visto ya lo peor de la crisis o está por llegar?

Espero que hayamos visto lo peor, pero quedan todavía muchas incógnitas. Está el tema de los monolines, el importe total de pérdidas del sistema financiero, hasta dónde va a llegar la recesión o el crecimiento bajo en EE UU, cómo va a afectar a Europa, la inflación, al sector no financiero… Estas incertidumbres son las que están provocando la desconfianza de los inversores para entrar en activos que, desde mi punto de vista, están a primas de riesgo insólitas.

¿Y en los diferentes sectores?

Uno de los puntos positivos de la crisis es que los sectores no ligados al financiero o real estate no han sido afectados de manera importante. El motivo es que ya pasaron su travesía del desierto en 2001 y 2002 y aprendieron de las consecuencias de tener un balance muy apalancado cuando una crisis golpea. Ahora, la mayoría tiene un balance bastante saneado.

Algunos analistas han revisado las previsiones para los próximos años...

Es normal. Lo que no era normal es que no se hubiera hecho antes. Se ha empezado a hacer demasiado tarde, aunque el mercado ya recogía que las ganancias serían inferiores.

¿Dónde tocará suelo la Bolsa?

Cuando los inversores consideren que todas las noticias negativas ya han sucedido o están a punto de suceder.

¿Está perdido el ejercicio?

Hace años la Bolsa se movía como un todo: subía o bajaba todo con una alta correlación. Hoy en día hay una gran dispersión entre sectores y países. Habrá valores que seguirán cayendo en el año, otros menos y otros que subirán. Hay que saber escoger. En principio, creemos que las beneficiadas son las que tienen negocio con países emergentes de Asia o de países productores de materias primas, ambos con crecimientos elevados.

¿A qué se debe el castigo recibido por el sector financiero español?

Para muchos inversores extranjeros, en España hay tres grupos financieros. BBVA y Santander, y el resto. Esta crisis ha afectado a lo que el mercado entendía como eminentemente hipotecario, doméstico, de una entidad mediana o pequeña. Quitando a BBVA y Santander, el resto de los bancos tiene estos elementos. El inversor institucional no español ha penalizado, con razón o sin ella, sobre todo este tipo de institución. Este inversor era fundamental para financiar nuestro crecimiento. Con la aversión al riesgo prefiere invertir en su país; Europa no es EE UU todavía en este aspecto.

¿Cuánto cree que puede durar la actual sequía en los mercados de capitales?

Hay sequía en emisiones públicas, pero se han hecho muchas colocaciones privadas de papel español, en las cuales Natixis ha participado en unos 1,5 billones de euros. Hay muchas entidades que no quieren pagar la prima de riesgo que el mercado demanda. Hasta que no se estabilice el mercado, quizás es un error salir en estas condiciones. Dudo que veamos en todo 2008 una emisión de titulización, como antes de la crisis; cédulas en cambio sí veremos. La sequía va a durar.

¿Qué opina del sistema que se utiliza para obtener liquidez del BCE?

Ha demostrado que es perfecto. El Banco de Inglaterra no tenía el sistema tan bien engrasado como el BCE. Si lo hubiera tenido, no se habría oído hablar de Northern Rock. No creo que ese problema se dé en Europa, y menos en España. Hacer emisiones para presentarlas como colateral de liquidez o quedárselas en balance se ha hecho siempre, otra cosa es que no tanto como ahora. Pero si no se puede vender en el mercado, es una alternativa válida. Hay instituciones que han estructurado emisiones y no las presentan en el BCE; las preparan por si el interbancario empeora.

¿Cómo ve la situación del mercado inmobiliario español?

Hay que saber leer la estadística. No es lo mismo el efecto de la crisis en una primera vivienda en costa de un promotor altamente endeudado que en un piso de segunda mano de un particular en el centro de Madrid. Dar un solo dato para todo el país y todo tipo de vivienda es confundir pero, si me obligas a darlo, pensamos que los precios de la vivienda se moverán entre el 0% y el 2%, con un alta dispersión.

Una fusión que ya ha cumplido un año

Natixis se creó en noviembre de 2006 como resultado de la fusión de la banca de financiación e inversión de dos grandes grupos cooperativos franceses (Groupe Caisse d'Epargne y Groupe Banque Populaire). Con una plantilla de más de 95 personas, su actividad en la península ibérica está repartida entre el área de mercado de capitales, banca corporativa y de instituciones financieras y públicas, operaciones de financiación estructurada (energías renovables, LBO, Real Estate y Export & Trade Finance, principalmente), servicios de leasing mobiliario y asesoría a empresas en su estrategia internacional. Por otra parte, cuenta con la filial Coface con 200 personas, cuya actividad se centra en seguros de crédito a la exportación, así como la información comercial y financiera sobre empresas.

En 2007, Natixis lideró el mercado de cédulas. Participó como director en las primeras cédulas hipotecarias que salieron al mercado tras el estallido de la crisis (las de Santander e Intermoney), así como en la emisión inaugural de Pitch Multicédulas.

Entre las operaciones corporativas, Natixis ha financiado a Abengoa, a Acciona en la oferta sobre Endesa y a FCC en la compra de WRG.