_
_
_
_
_
æscaron;ltima

Black jack de altos vuelos

Airbus negocia con empresas asiáticas construir un casino de lujo a bordo de un Superjumbo 380

Black jack de altos vuelos
Black jack de altos vuelosBloomberg

Abróchense los cinturones y… ¡hagan juego, señores!'. Black jack, apuestas, ruletas, mesas de póquer, dados, bacarrá y un continuo desfile de crupieres. Más que dejar volar la imaginación, la descripción anterior podría estar cerca de aterrizar en toda regla. A más tardar, en el año 2017. El gigante de la aeronáutica Airbus negocia con varias compañías asiáticas construir el primer avión dotado de un casino de superlujo. Y, como no podría ser de otro modo, el modelo elegido para albergarlo será el buque insignia de la compañía europea: el Superjumbo 380, con la mayor capacidad de la historia de la aviación comercial (800 plazas).

La noticia, conocida ayer, se filtra justo una semana después de que la compañía revisase al alza sus previsiones de producción hasta 2026, a un ritmo de 1.215 aparatos anuales, frente a los 1.130 que calculaba hasta entonces. En buena parte, reforzadas por la pujanza de los mercados asiáticos que aglutinarán el 31% de sus pedidos. En concreto, la fabricante les venderá el 56% de sus aparatos de más de 400 plazas.

Aunque la titularidad de las compañías interesadas en ponerlo en el aire no ha trascendido y algunas propuestas anteriores para desarrollar un salón de juegos aéreo terminaron en agua de borrajas, desde Airbus aseguran ir en serio. François Chazelle, director del departamento de ventas para ejecutivos y sector privado, confirmó a Financial Times que 'las conversaciones van bien encaminadas'.

Pero a Airbus y a sus interlocutores se les ha colado una piedra en el zapato: la inexistente fiscalidad aérea. En vuelo no rige la misma legislación que a ras de tierra. El juego a más de 10.000 metros no está regulado ni paga impuestos. Airbus y el sector son conscientes de esta limitación, pero no quieren desaprovechar un negocio de 'innegable atractivo', según Chazelle. Los touroperadores especializados, como Asia Pacífico Poker Tour, creen que ésta sería una buena oportunidad para 'resolver una laguna jurídica que enturbia el buen hacer de sus negocios'.

El juego está prohibido en numerosos países de Asia, incluidos Tailandia y China. Para dar rienda suelta a su pasión, los jugadores suelen acudir a viajes organizados en barcos casino que parten de ciudades como Hong Kong y hacen girar sus ruletas en aguas internacionales.

De hecho, la compañía estadounidense del juego Sands -propietaria del casino más caro del mundo, en Nevada- ya planea crear un enlace aéreo entre los casinos de Venecia, Las Vegas y Macao. Serán dos jets privados especializados en partidas de bacarrá. Pese al anuncio, el director de ventas para ejecutivos de Airbus no confirma los nombres de los posibles compradores del Superjumbo del juego ni si Sands es uno de ellos.

Con todo, los apasionados del juego están de enhorabuena ante la noticia del futurible casino volador. Macao -con el mismo estatuto que Hong Kong- aspira a arrebatar a Las Vegas su liderazgo en el sector del juego. Las apuestas en la ex colonia portuguesa son un negocio creciente. Lo mismo sucede en Singapur, que tiene previsto abrir su primer casino en 2009.

En octubre del pasado año, Airbus hizo entrega a Singapore Airlines del primer A-380 comercial. De hecho, la principal aerolínea de este próspero país asiático ya supo aprovechar su espacioso interior para instalar 12 suites a bordo y convertirlo en el primer hotel aéreo. Con una particularidad: la compañía exige a sus clientes que guarden la misma conducta y decoro con independencia del lugar en el que se encuentren. Es decir, les prohíbe expresamente mantener relaciones sexuales.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_