Mercados

Crece el pesimismo entre los gestores de fondos

Los gestores de fondos están asustados. La encuesta de Merrill de febrero refleja un mercado donde la liquidez se convierte en el activo favorito, el horizonte de inversión se acorta y los gestores cubren la cartera.

Rebotes vistosos como el de anteayer pueden confundir al inversor, pero el fondo de mercado es inequívocamente pesimista. La encuesta de gestores de fondos de Merrill Lynch muestra una aversión al riesgo históricamente alta entre los profesionales de la inversión, unida a un creciente pesimismo acerca de los resultados empresariales y la evolución económica. De hecho, la última lectura positiva que se pueda sacar es que, a medida que empeora el sentimiento, más cerca puede estar de la capitulación final, es decir, de que las expectativas de los inversores toquen fondo. Lo que no es poco.

El porcentaje de liquidez que los gestores declaran en sus carteras subió del 3,9% en enero al 4,7%, el nivel más alto desde los atentados del 11-S, hace seis años y medio. El 48% sobrepondera liquidez en sus carteras, máximo en los 10 años que Merrill lleva preguntando esta cuestión. Los horizontes de inversión son, como es de esperar, muy cortos -un plazo medio de siete meses-, y el 30% de los gestores consultados ha tomado medidas de protección de la cartera para los próximos tres meses. Y los gestores infraponderan renta variable, algo que no sucedía desde 2003.

Estas respuestas vienen a continuación de la etapa más turbulenta para los mercados financieros en, al menos, seis años, pero también responden al empeoramiento de expectativas. Una crisis que, al menos, ha hecho que la Bolsa parezca más barata: en un mes ha aumentado del 5% al 25% el porcentaje de gestores que ve la Bolsa infravalorada.

Las expectativas económicas han empeorado

El 70% de los gestores encuestados cree verosímil o muy verosímil que la economía global entre en recesión en los próximos 12 meses, si bien hace un mes eran el 81%. Ahora bien, el 16% cree que la recesión es ya un hecho. Así, las perspectivas de inflación han pasado de alcistas a casi neutras. En este contexto, el panorama de beneficios no puede ser muy positivo: el 79% de los gestores espera que se deteriore en 12 meses.

Expectativas de los profesionales de la inversión

Más bajadas de los tipos.

Llamada a Trichet. El 51% de los gestores europeos cree que los tipos están demasiado altos. En EE UU, la bajada del 4,25% al 3% ha calmado algo más los ánimos, y el 60% de los gestores cree que los tipos están en el nivel adecuado. Un 25% pide un abaratamiento del precio del dinero.

Miedo a un fallo sistémico.

El mayor peligro para la estabilidad financiera es el riesgo de crédito. Así lo ve el 87% de los gestores, pero hay otras nubes en el horizonte: el 84% ve peligro derivado del ciclo empresarial y el 78% del riesgo de contraparte, lo que delata una inquietante falta de confianza en el sistema.

La recesión no está clara.

En Estados Unidos el 65% de los inversores profesionales cree verosímil la recesión, cuando hace un mes este porcentaje era sólo del 32%. En Europa esta posibilidad tiene, de momento, muy pocos adeptos, sólo el 17% de los gestores, aunque el 85% prevé que la economía empeore.

Ajustes a la baja en Europa.

La práctica totalidad de los gestores europeos (un 96%) considera que las previsiones de consenso sobre beneficios son demasiado altas. El 93% prevé que el beneficio por acción se deteriore de aquí a 12 meses. Las lecturas en Estados Unidos son menos extremas.

Las 'telecos', favoritas.

Sectores defensivos para tiempos complicados. Las telecos y, a cierta distancia, las utilities, las petroleras y las empresas de salud, son las empresas preferidas por los gestores. Los sectores financieros son los más infraponderados. La inversión inmobiliaria tampoco tiene adeptos.