Movimientos corporativos

Marsans se retira de la puja por la compra de Spanair

El Grupo Marsans ha decidido retirarse de la puja por la compra de la aerolínea Spanair y no presentar ninguna oferta ante SAS, actual propietario de la misma, informó hoy la empresa turística.

La empresa presidida por Gonzalo Pascual estaba interesada en la compra del cien por cien de la aerolínea, pero la situación del mercado y la estrategia que con Spanair tiene trazada la escandinava SAS ha decidido a Marsans a no presentar una oferta de compra.

"Los últimos acontecimientos, conocidos a través de los medios de comunicación, referentes a la propia Spanair y al entorno del mercado y estrategia en el que se mueve, aconsejan tomar un nuevo rumbo para nuestro grupo en el que consideramos que hoy ya no es conveniente incorporar a la actual Spanair", indicó la empresa presidida por Gonzalo Pascual.

Fuentes del sector señalaron a Europa Press como una de las causas en su decisión de desistir de presentar una oferta "la falta de reciprocidad de SAS con la actitud de Marsans, que cuando vendió el 5% de Spanair como gesto no esperaba que la compañía sueca sacara a subasta la aerolínea".

Marsans afirma que Spanair, que fue fundada hace mas de 20 años por los propietarios de Marsans, "ha sido durante estos años la compañía aérea de referencia de nuestro grupo habiendo procurado hacer de ella una compañía líder en el sector".

Así, destaca que por estas razones y una vez que SAS decidió la venta de Spanair, consideró "conveniente intentar la adquisición de la compañía, ya que en los planes de futuro de nuestro grupo, Spanair podía ocupar un puesto relevante y de ahí nuestro interés en presentar una oferta competitiva".

SAS se ha dado hasta marzo para decidir quién será el comprador, Entre los potenciales interesados por el momento se encuentran Iberia y Air Nostrum. En junio de 2007, SAS anunció que ponía a la venta Spanair en el marco de una nueva estrategia que tiene por objetivo centrarse en su negocio principal en el Norte de Europa. También anunció entonces que se desharía de sus participaciones en BMI y Air Greenland.

Spanair registró en 2007 una pérdida de 295 millones de coronas suecas (31 millones de euros), impulsada por la pérdida de 204 millones de coronas en el cuarto trimestre, frente a las ganancias en 2006 de 237 millones de coronas suecas (25 millones de euros).

La compañía aérea SAS ingresará un máximo de 875 millones de coronas (93 millones de euros) con la venta de Spanair, que prevé cerrar el segundo trimestre del año, según se desprende del último informe sobre la aerolínea de ABN Amro que recoge Europa Press.

"La venta de Spanair también se cerrará, pero un precio de alrededor de 875 millones de coronas es el mejor valor contable que SAS puede esperar, según nuestra visión", contextualizada en "un mercado con noticias decepcionantes" y con unos ingresos medio por pasajero "que podrían deteriorarse en los próximos meses".

El grupo escandinavo había dado a conocer que había tres posibles ofertas. En primer lugar la del grupo turístico Marsans, seguida de Iberia y Air Nostrum, además de un consorcio de inversores catalanes asociados con capital árabe.