Declaraciones

Trichet prepara a los mercados para una bajada de tipos en el segundo trimestre

El BCE dejó la semana inalterados los tipos de interés para los países que comparten el euro en el 4% pero Trichet afirmó esta tarde que existe actualmente una ¢incertidumbre inusualmente elevada¢ sobre el crecimiento económico del área.

Los analistas han interpretado en estas palabras que Trichet prepara a los mercados financieros para un recorte del precio del dinero en el segundo trimestre del año.

En su intervención en un simposio sobre ¢La integración financiera y de los mercados de capital en Europa¢ en la sede central del BCE, Trichet dijo que ¢los retos que tenemos que abordar son globales y las soluciones sólo pueden ser globales y muy armonizadas entre las economías que conforman la economía global¢.

La Reserva Federal estadounidense ya redujo las tasas en dos ocasiones, en un total de 125 puntos básicos, a finales de enero hasta situarlas en el 3%.

El presidente del banco europeo hizo hincapié en que es necesaria ¢una cooperación y coordinación entre las autoridades¢ para hacer frente a las correcciones del mercado en el futuro. Además, Trichet pidió una mayor transparencia de las instituciones y de los instrumentos financieros para evitar un contagio en tiempos de dificultades.

Medidas oportunas para la estabilidad

Por otro lado, el presidente del BCE destacó el importante papel de los diferentes esquemas de protección de los depósitos bancarios a la hora de dotar al sistema financiero de la necesaria estabilidad y reducir el riesgo de pánico bancario.

En este sentido, Trichet apuntó que un mal diseño de la protección de los depositos bancarios en el que no exista suficiente claridad o sólo una cobertura parcial de los depositos de los pequeños ahorradores podría abrir la puerta a la aparición de episodios de "pánico bancario".

El máximo responsable de la política monetaria de la eurozona valoró la oportunidad de acabar con la protección parcial para pequeños depósitos, puesto que afirmó que la experiencia reciente sugiere que puede reintroducir incentivos para que se produzcan retiradas másivas de depósitos de los pequeños ahorradores, aunque admitió que el cambio de modelo implica unos significativos costes de transición.

Asimismo, Trichet animó a los países de la zona euro para que lleven a cabo la armonización de los diferentes reglamentos de protección de depósitos de cara a fomentar la integración bancaria transfronteriza.

Las leyes europeas fijan en 20.000 euros la cantidad mínima que debe estar garantizada, aunque hay países que elevan esta protección hasta los 103.000 euros.

En el pasado mes de septiembre, los clientes del banco británico Northern Rock acudieron en masa a retirar sus ahorros de la entidad al conocerse que el banco de Newcastle había recurrido a financiación de emergencia del Banco de Inglaterra, puesto que en aquel momento las leyes británicas sólo garantizaban la devolución de las primeras 2.000 libras esterlinas, lo que fue modificado posteriormente por el Tesoro británico hasta elevar la cobertura a 35.000 libras esterlinas.