Antonio Viola

'La renta variable es el mejor activo en el escenario actual'

El volátil entorno actual ha despertado aún más el interés por los fondos de retorno absoluto, con los fondos hedge a la cabeza. El Consejero Delegado de una de las gestoras hedge españolas más importantes responde a algunas de nuestras preguntas.

¿Cuál es su opinión respecto al gran crecimiento de los fondos de hedge funds en el mundo?

El año 2007 ha sido récord para la industria. Esto es debido a que una cartera diversificada en hedge funds da respuesta a la necesidad real de los inversores, tanto institucionales como particulares, de alternativas de inversión. Por otro lado, el mercado está madurando y por este motivo el crecimiento ha sido mucho más importante para los fondos y las gestoras más grandes. La situación actual del mercado y el contexto económico es una oportunidad para la inversión alternativa, aunque hay que tener en cuenta que, debido a la gran diversidad de estrategias, esta oportunidad no es igual para todos.

¿Qué estrategias piensa que pueden funcionar mejor en el medio plazo?

En Altitude Investments tenemos una gestión activa de la cartera para aprovechar las estrategias más atractivas en cada momento. En este nuevo contexto económico, vemos oportunidades en estrategias que se aprovechan de la volatilidad de los mercados, que no necesitan de apalancamiento.

¿Cuáles son los planes de BBVA y Altitude Investments para el mercado español? ¿Piensan lanzar algún fondo nuevo?

Para aprovechar estas oportunidades estamos preparando un fondo similar a Altitude Teide por su diversificación y que comparte el proceso de selección de gestores, pero tiene una vocación aún más oportunista en la selección de las estrategias más atractivas. Su expectativa de rendimiento y riesgo estará en la parte más alta del mercado español de fondos de hedge funds.

¿Cuál piensa que deber ser el porcentaje que representen los fondos hedge en una cartera ampliamente diversificada?

No hay que pensar en un fondo de hedge funds como un elemento de diversificación, sino como un núcleo que provee rentabilidad y estabilidad. Dependiendo de la preferencia del inversor por un rendimiento relativo, (es decir correlacionado con el mercado o absoluto, que es estable independientemente del ciclo de mercado), el porcentaje puede oscilar de un 30% a un 60%.