Fraude financiero

El broker de Société Générale acusado de fraude irá a la cárcel

Moussa Bakir, un operador de Fimat, filial de Société Générale, ha sido interrogado además por los investigadores encargados del caso de la estafa al banco francés por el agente de bolsa para conocer si Kerviel operó en solitario o no.

Kerviel estaba en libertad bajo control judicial desde el pasado día 28 cuando fue procesado por abuso de confianza, falsificación e intromisión en un sistema de tratamiento de datos informáticos.

Según el abogado de Société Générale, Jean Veil, las declaraciones de Kerviel, la distancia entre sus palabras y la verdad han decantado al tribunal a favor del recurso presentado por la fiscalía.

La fiscalía de París había recurrido la decisión de mantener en libertad al broker, invocando necesidades de la investigación y un riesgo de fuga al extranjero. Para justificar su petición, la fiscalía alegaba la dimensión del perjuicio provocado por Kerviel al banco.

El tribunal decide así suspender la libertad bajo control judicial de Kerviel, imputado por los presuntos delitos de "falsedad, abuso de confianza e introducción en los sistemas de datos informáticos" por los jueces instructores Franoise Desset y Renaud Van Ruymbeke.

Por otra parte, Moussa Bakir, un operador de Fimat, filial de Société Générale, ha sido interrogado hoy por los investigadores encargados del caso de la estafa al banco francés por el agente de bolsa Jérôme Kerviel.

La intención del interrogatorio es conocer si Kerviel operó en solitario o hubo alguna complicidad entre diferentes agentes. Fuentes vinculadas al caso han confirmado que la policía sospecha que el operador interrogado estuvo al corriente desde hace meses de los hechos que se le imputan a Kerviel.

La policía no ha desvelado la identidad de la persona interrogada hoy, detenido desde ayer. La sede de la filial del banco francés fue registrada anoche. Fimat es una empresa especializada en la negociación de productos derivados, en los que trabajaba Kerviel.

Nuevas pruebas

El diario francés Le Monde publicaba hace días que este giro de la investigación tiene que ver con la presentación de nuevos elementos para la investigación por parte del banco. Sobre todo se refiere a un mensaje que Kerviel recibió del operador interrogado hoy el pasado 30 de noviembre en el que le decía: "No has hecho nada ilegal sobre la base de la ley".

Por otro lado, el Tribunal de Apelación de París examina hoy el recurso presentado por la Fiscalía contra la decisión de dejar en libertad bajo control judicial a Kerviel. El Ministerio Público considera que el joven, acusado desde el pasado 28 de enero por abuso de confianza, falsificación e intromisión en sistemas de datos informáticos, debería ingresar en prisión porque hay "riesgos de concertación con eventuales cómplices". Además, considera que hay que evitar la desaparición de pruebas mientras se descubre "el mecanismo completo del fraude" y si el operador no sacó "un beneficio financiero o personal".