Mercados

Los gestores reducen su presencia en Bolsa

La renta variable pierde seguidores. Los gestores continúan reduciendo el peso de la Bolsa en sus carteras, y prefieren liquidez e inversiones alternativas que protejan su dinero.

El año ha comenzado con mal tono para las Bolsas. Enero se cerró con fuertes pérdidas en todos los mercados, históricas en el caso del Ibex (-12,87%), por las incertidumbres económicas y la crisis subprime. Los inversores han optado por vender, y los gestores por cambiar sus estrategias.

La última encuesta realizada por Lipper en enero entre las 14 principales gestoras españolas desvela que el pesimismo sobre la renta variable, lejos de mejorar, ha empeorado. Un 42,86% reconoció tener infranponderada la Bolsa, frente al 7,14% del mes anterior. El balance neto, (resultado de restar el porcentaje de sobreponderar al de infraponderar) es de -21,43%; en diciembre este dato era del 14,29%.

Ante un escenario de incertidumbre como el actual, los expertos prefieren carteras más conservadoras. Con una exposición a renta variable más limitada, han crecido en el último mes las apuestas por las inversiones alternativas (pasa del 0% al 20%) y por la liquidez, ya que el 71,43% de los gestores dice tenerla sobreponderada.

Los institucionales son conservadores para los próximos tres meses

Con respecto a la renta fija, la percepción de los expertos ha cambiado ligeramente. Son menos los gestores que reducen su peso en los bonos, y más los que se mantienen neutrales.

Según el sondeo de Lipper, en este momento la cartera media de un gestor presenta una exposición en acciones del 44,79%, sobre el 46,16% de diciembre. En contra, el peso en liquidez ha incrementado ligeramente, del 14,79% al 15,86%, mientras que el de los bonos sube al 36,19%, después de caer en diciembre al 35,48%.

Para los próximos tres meses la cautela prevalece entre los gestores. Sólo el 28,57% de los encuestados está dispuesto a incrementar su apuesta por la renta variable, mientras que la mayoría optará por mantener sus activos en liquidez, bonos y activos alternativos.

'Los inversores minoristas deshacen posiciones cuando los institucionales reconstruyen su cartera con objetivos de posición más baja que la de los últimos meses. En este momento quedan los hegde funds y los inversores de corto plazo. Pero estos venden o comprar en función de argumentos, no precisamente sostenibles más allá de unos días. La cuestión para mí no es tanto si las Bolsas seguirán al alza, como cual será el próximo desencadenante de las caídas. Y hay muchos candidatos', comentaba ayer José Luis Martínez, de Citi. A pesar de todo, la mayoría de las gestoras cree que las Bolsas estás sobrenvendida en Europa y Estados Unidos.

Sectores con perfil defensivo

La distribución sectorial que han hecho los gestores para repartir sus activos de inversión en enero difiere poco del mes anterior. Principalmente han buscado sectores defensivos, dado el entorno de incertidumbre actual. Telecomunicaciones son las compañías que más peso tienen en las carteras, seguidas de farmacéuticas y de empresas inmersas en negocios de bienes de consumo no cíclicos.

Los gestores también presentan una importante exposición en el sector bancario y financiero, a pesar de las dudas que ha podido generar la crisis subprime. Un 42,86% dijo estar sobreponderado en este grupo y un 35,71%, infraponderado.

En cambio, los institucionales siguen reacios a invertir en inmobiliarias, a pesar de las fuertes caídas sufridas en la mayoría de los valores.

Crece el interés por los fondos monetarios

La ausencia de riesgo de inversión queda patente también en los fondos. Los gestores creen que los monetarios serán los que disfruten de mayores entradas de dinero netas en los próximos seis meses. En enero, los inversores retiraron más de 5.600 millones de euros en fondos. Sin embargo, el desplome de las Bolsas motivó las entradas en los fondos más conservadores: los fondos monetarios y de renta fija a corto plazo, que recibieron más de 2.500 millones de euros.

En cuanto al lanzamiento de nuevos productos, los grandes inversores consideran que la oferta se centrará, sobre todo, en fondos garantizados, seguidos de los hegde funds.

A pesar de las condiciones del mercado, más del 90% de las gestoras se ha planteado lanzar nuevos productos para los inversores.