Mercados

Los presidentes del Ibex pierden 4.700 millones

Las 23 jornadas bursátiles de 2008 han bastado al Ibex 35 para bajar un 11,12%. Y entre los más afectados por la caída están los presidentes de las empresas del selectivo, cuyas acciones en las firmas que gestionan valen ahora 4.668 millones de euros menos que a finales de 2007.

Muy pocos inversores han conseguido librarse del temporal de los mercados en lo que va de año, ni siquiera los gestores de las cotizadas. Así, la mayoría de los presidentes de las empresas del Ibex 35 ha comprobado cómo se han evaporado cifras mareantes de sus cuentas de valores, aunque todos se han mantenido firmes y no han hecho caja con el objetivo de evitar el temporal. La confianza depositada en las firmas que dirigen, que hasta ahora había tenido su premio en forma de cuantiosas revalorizaciones desde 2003, revela en estos momentos complicados su cara menos amable.

Así, con la excepción de Grifols, que sube un 6,88% en el año, quienes hicieron las mayores apuestas en sus empresas son los más afectados. El valor de las acciones de Inditex en manos de su presidente, Amancio Ortega, ha mermado en 2.613 millones de euros, debido a que el empresario controla el 59,29% de la firma textil y al hundimiento bursátil de ésta, que cede un 16,83% en 2008. Le siguen en este ranking los presidentes de compañías que han sufrido la furia de las órdenes de venta por tener algo que ver con el sector menos querido en los últimos tiempos: el ladrillo. Los mejores ejemplos son Florentino Pérez con ACS, Luis del Rivero con Sacyr y José Manuel Entrecanales y su familia con Acciona. Todos han visto cómo se volatilizaban varios cientos de millones de euros de sus carteras en cuestión de días, después de haber registrado un 2007 en el que las dos primeras firmas se dejaron un 4,82% y un 40,89% respectivamente, si bien la tercera, al calor de su apuesta por Endesa, consiguió revalorizarse un 53,69%. Por su parte, la cartera de acciones de Rafael del Pino, presidente de Ferrovial, está valorada en 97,4 millones de euros -incluyendo exclusivamente el 1,634% que controla a título personal-, frente a los 110,3 millones de finales de 2007.

Un caso particular entre los grupos de construcción y de servicios es FCC, donde la propiedad está muy desvinculada de la gestión -su mayor accionista es Alicia Koplowitz, de tal forma que el patrimonio de su presidente, Rafael Montes, ha menguado en sólo 0,4 millones. Además, el hecho del que el presidente de Colonial, Mariano Miguel Velasco, tampoco tenga una participación elevada ha evitado grandes depreciaciones en términos absolutos (véase gráfico).

Otro ejecutivo al que la crisis ha pasado factura es Emilio Botín. Su participación del 0,933% en el Santander registrada en la CNMV y que no incluye el porcentaje en manos de la Fundación Marcelino Botín se ha depreciado en 158,7 millones. No ha sido el único banquero afectado por la espiral bajista en Bolsa del sector, ya que sus colegas de BBVA, Sabadell y Bankinter están en los primeros puestos de la lista. Por último, Telefónica se deja un 10,98% y la participación en poder de su presidente, César Alierta, se deprecia en 9,4 millones.

Fuerte depreciación de las fortunas del 'ladrillo'

Las carteras de 21 de los mayores empresarios de las constructoras e inmobiliarias que cotizan en el parqué se han depreciado en 2.040 millones de euros en lo que va de 2008.

Astroc. El valor de la participación de Enrique Bañuelos se ha reducido en 74,3 millones; la de Carmen Godia, en 12,4 millones; la de Amancio Ortega, en 11,8 millones; y la de los Nozaleda, en 58,8 millones

Colonial. Luis Portillo ha visto cómo el valor de su cuenta de valores se ha reducido en 221,1 millones de euros, mientras que la caída ha reducido la valoración de las acciones de los Nozaleda en 68,5 millones.

Martinsa-Fadesa. Las acciones de su presidente, Fernando Martín, se han devaluado en 163 millones de euros.

FCC. La participación de su mayor accionista, Esther Koplowitz, que controla el 52,6%, vale 405,3 millones de euros menos que a finales del año pasado

Sacyr. La participación de su ex presidente, José Manuel Loureda Mantiñán, se ha reducido en 193,3 millones y las de Juan Abelló y Manuel Manrique, en 143,2 y 130,8 millones, respectivamente.

Ferrovial. La familia Del Pino, a través de su sociedad Portman Baela, dispone de 459,7 millones de euros menos.

Parquesol. La participación del 53,3% en manos de Jacinto Rey se ha depreciado en 44,3 millones en lo que va de 2008.

Reyal-Urbis. Los títulos de su presidente, Rafael Santamaría, valen 17,6 millones menos.

Metrovacesa. Román Sanahuja es una excepción y el valor de su participación se eleva en 51,6 millones.

OHL. Las caídas de la constructoras han volatilizado 48,4 millones de euros de la cuenta de valores de Juan Villar Mir.

También se han depreciado las participaciones de Juan Antonio Ibáñez y Francisco Javier Irizar en Urbas-Guadahermosa, José Alberto Barreras (Montebalito), Javier Vila (Inbesòs), Carlos Turro (Cleop) y Luis Hernández de Cabanyés (Renta Corporación).

La cifra

3,26, son los millones de euros que han invertido en 2008 los presidentes de Abertis, BBVA, Popular, Banesto, FCC, Iberdrola, Indra, Mapfre y Criteria en comprar acciones de sus empresas.