Evolución

Las materias primas esquivan la crisis

Desde que el pasado verano las turbulencias financieras se instalaran en los mercados mundiales, las materias primas han mantenido un rumbo opuesto al de las bolsas y, lejos de iniciar un retroceso, se han hecho fuertes al calor de la apuesta de los inversores por los valores refugio. El oro bate récords por el temor a que escasee la oferta y a causa de la debilidad del dólar frente al euro, mientras que el petróleo continúa cerca de los máximos de principios de año, cuando superó por primera vez en la historia los cien dólares el barril.

La crisis asomó la cabeza en los mercados mundiales hace más de medio año y parece haberse acomodado al comenzar este año 2008. La renta variable es la que más está sufriendo los efectos del huracán §subprime§ que llega desde el otro lado del Atlántico, y son precisamente las expectativas de retroceso en las bolsas mundiales las que han impulsado el atractivo de las materias primas.

El oro, que rebasó a principios del mes de enero la barrera psicológica de los 900 dólares por onza y ha alcanzado el récord de 936,5 dólares en febrero, ¢es un claro ejemplo de valor refugio frente a la crisis¢, afirma Nicolás López, director de análisis de MG Valores. El metal amarillo ganó un 32% en 2007 y ha sumado otro 12% en lo que va del año. ¢Los inversores ven en este material precioso el último refugio del dinero que escapa de otro tipo de activos y, además, sirve de cobertura a la caída del dólar¢, explica.

La debilidad del §billete verde§ se mantiene por el creciente riesgo de recesión en Estados Unidos y el recorte de tipos por parte de la Reserva Federal, lo que suele estimular la inversión en productos como el oro. ¢La correlación oro-dólar había disminuido en los últimos años, pero desde hace unos meses ha vuelto a resurgir¢, indica José Hinojo, analista de Renta 4.

El fortalecimiento del euro frente al dólar se inició en la segunda mitad del año pasado y la divisa europea fue pulverizando récord tras récord hasta marcar el pico de 1,4971 dólares en noviembre. Además, en la última semana el dólar se ha depreciado un 1,4% respecto al euro. Los mensajes que vienen transmitiendo los distintos bancos centrales no hacen más que prolongar la tendencia alcista de la moneda única y su carrera hacia los 1,50 dólares. Mientras el Banco Central Europeo (BCE) se mantiene firme en su política de no bajar los tipos para contener la inflación a pesar de los descalabros bursátiles, la autoridad monetaria estadounidense reaccionó a las fuertes caídas de las bolsas con un histórico abaratamiento de tasas que refuerza la hipótesis de futuros recortes.

Pero no sólo el euro se ha visto beneficiado, también el yen ha tenido recorrido y se ha llegado a situar en 104,97 yenes por cada dólar, su cotización más alta desde mayo de 2005. La crisis ha obligado a muchos inversores a cancelar préstamos en yenes, lo que ha elevado la demanda de la moneda japonesa.

El influjo de los emergentes

José Hinojo señala que también los mercados emergentes han contribuido a la revalorización no sólo del oro, sino también del petróleo. ¢China e India están demandando mucho oro desde la aparición de las clases medias y por el mayor bienestar económico debido al espectacular crecimiento de estas economías¢, señala. ¢Es curioso, pero en la India se ha puesto de moda tener lingotes de oro en casa para demostrar el poder adquisitivo de una familia¢, comenta. ¢Lo que se ha producido es un estrangulamiento: la demanda ha ido en aumento pero la oferta es la misma. Es más difícil encontrar oro en las minas ya existentes, lo que también sube el precio del oro¢.

A todo esto se suma la preocupación que todavía persiste por los problemas de suministro en Sudáfrica, el segundo mayor productor de oro en el mundo, y los altos precios del petróleo.

El §oro negro§ alcanzó los 90 dólares el barril hacia el mes de octubre y su escalada continuó hasta que rompió por primera vez el 3 de enero los 100 dólares el barril en el mercado de Nueva York. Por su parte, el Brent, de referencia en Europa, superó los 98 dólares en Londres. Sólo en 2007 se revalorizó un 57%. Las claves de este rally alcista se encuentran, sobre todo, en las tensiones geopolíticas en Irán, Irak y Oriente Próximo, y en la fuerte demanda de China e India, que hace temer por una escasez de la oferta.

¢El petróleo ha subido en los últimos cinco años, pero ha sido el incremento de la demanda en el mundo por el desarrollo de los países emergentes lo que ha disparado el precio. China e India, que son zonas superpobladas, tienen cada vez más habitantes que disponen de coches que necesitan combustible¢, argumenta López. En los últimos días la cotización del petróleo se ha relajado y ronda los 92 dólares el barril.

No obstante, no hay que olvidar, según Nicolás López, que el mercado alcista de las materias primas se inició en el año 2001 y se mantiene a largo plazo. ¢Ha sido en el año 2006 y principios de 2007 cuando se ha consolidado con la incorporación al capitalismo y al consumismo de China e India¢, indica. ¢Pero es de esperar que si el mundo camina hacia una desaceleración en 2008 los precios de las materias primas también se resientan porque este mercado se ve afectado por el crecimiento económico¢.