Tokio

El Nikkei cierra su peor arranque anual en un cuarto de siglo

La Bolsa de Japón ha cerrado su peor arranque anual en un cuarto de siglo, herida por la posibilidad de una recesión en Estados Unidos y las incertidumbres sobre su propia economía, que corre el riesgo de estancarse.

El índice Nikkei, el selectivo de referencia del parqué de Tokio, se ha dejado cerca de un 13% en enero, con lo que supera en un solo mes las pérdidas que acumuló en todo el año pasado, cuando cerró su primer ejercicio negativo en un lustro. El selectivo continuó hoy en números rojos y al cierre había perdido el 0,70%, al caer 95,31 puntos y situarse en las 13.497,16 unidades.

Aunque las crecientes dudas sobre la situación de la economía estadounidense y sobre su repercusión en el resto del mundo han dañado durante el comienzo de 2008 a todos los mercados bursátiles, el nipón ha sido uno de los más afectados.

En comparación, el Dow Jones, el principal índice de la Bolsa de Nueva York, sólo ha caído en enero el 4,85%, a pesar de encontrarse justo sobre el epicentro del terremoto que está sacudiendo sin excepción a los mercados financieros.

En este contexto de incertidumbre, las bolsas de la mayoría de los países de Asia se encuentran a la expectativa de la evolución de Estados Unidos, ya que la primera potencia del mundo es el mayor socio comercial de la región.