Educación

Los expertos reclaman más fondos para las universidades

Sitúan el objetivo en el 1,5% del PIB en cinco años.

Las universidades españolas necesitan más y mejor dinero. La escasa presencia de centros nacionales entre las mejores del mundo tiene, a juicio de los expertos, una parte de su explicación en clave financiera. Según los últimos datos publicados por la OCDE (que agrupa a los 31 países más ricos del mundo), España dedica a la enseñanza superior un 1,2% de su producto interior bruto, muy lejos de la media ponderada del selecto club (1,9%). Pero la distancia es aún más importante frente a Estados Unidos, que roza el 3% del PIB y coloca a muchas de sus universidades entre las de mayor calidad.

El último número de Panorama Social, de la Fundación de Cajas de Ahorro, publicado ayer, destaca en un artículo algunas cifras que dan cuenta del retraso relativo de España. Así, pese a los esfuerzos de los últimos años, la inversión española en becas en términos de PIB sólo supera a Polonia, Grecia, Portugal y la República Checa dentro de la OCDE.

Tres de cada cuatro euros recibidos por las universidades españolas para su financiación tienen origen público. Los autores del estudio, Francisco Michavila y Jorge Martínez (dirigentes de la cátedra de la Unesco de Gestión y Política Universitaria de la Universidad Politécnica de Madrid) sostienen que ese origen 'mayoritariamente público e incondicional' de los recursos, y la 'falta de recursos que incentiven a las universidades a mejorar sus servicios' en un entorno competitivo, han lastrado la eficiencia de los centros.

La financiación en términos de PIB no llega a la mitad de la de Estados Unidos

Para contar con una Universidad competitiva, España 'necesitará un nuevo sistema de financiación, suficiente, equitativo y eficiente'. Los autores citan las conclusiones de una comisión compuesta por rectores, Parlamento, comunidades autónomas y el Ministerio de Educación, que en abril del año pasado establecía la necesidad de llegar hasta el 1,5% del PIB en inversión educativa. Ello supondría 2.733 millones de euros adicionales, destinados a ampliar becas, mejorar la calidad, fomentar la investigación y desarrollo y promocionar el reconocimiento de resultados y la productividad docente. El 80% provendría de administraciones públicas, y el 20% restante, de aportaciones privadas.

La financiación 'idónea' se dividiría en tres fondos: uno de financiación básica, para garantizar la continuidad de las actividades docente e investigadora; otro, para financiación por objetivos (que incentive la realización de mejoras estratégicas), y un tercero para financiación de necesidades singulares, orientado a cubrir demandas particulares de cada uno de los centros.

Los autores reclaman una programación plurianual en la gestión universitaria, en la que los planes de financiación sean 'instrumentos de política universitaria'. Además, sostienen que la mejora de la financiación debe combinar la vertiente cuantitativa con la cualitativa, de modo que se incremente la vinculación a objetivos.

Aumento de los recursos para becas

Una de las reclamaciones de los expertos para elevar la calidad de las Universidades es mejorar la política de becas. España sigue ocupando un lugar retrasado en la OCDE, si bien los autores del estudio reconocen que el nivel de las tasas universitarias (relativamente bajo en comparación) explica en parte esta situación. En todo caso, en los últimos cuatro años se ha incrementado un 52,7% el presupuesto de becas de la Administración central, hasta alcanzar 1.247 millones de euros, según los Presupuestos Generales del Estado de 2008.

El número de becados en el curso actual supera por primera vez los 250.000, tras aumentar un 23,2% desde 2004; en el mismo intervalo temporal, el importe medio de las becas ha crecido un 25%. También los umbrales de renta para obtener beca se han elevado: en este curso, en función del criterio de renta, el 55% de las familias con hijos en edad de estudiar podrían tener derecho a la matrícula gratuita, y más del 40%, a ayudas de transporte, libros, etc.