Mercados

La Fed marca el ritmo de la semana bursátil

Las Bolsas mundiales se enfrentan a otra semana muy complicada, después de haber vivido un arranque de año de infarto con niveles de volatilidad en máximos. El mercado espera que la Reserva Federal estadounidense haga un nuevo guiño a los inversores el miércoles con otro recorte de tipos de entre 0,25 y 0,5 puntos.

El histórico rebote protagonizado por las Bolsas la pasada semana podría ser una quimera. Las esperanzas de los inversores están depositadas en que a la Reserva Federal no le tiemble el pulso y vuelva a relajar su política monetaria este miércoles. De hecho, los futuros sobre tipos de interés descuentan un recorte de entre 0,25 y 0,5 puntos del precio oficial del dinero, situado actualmente en el 3,5%. Sin embargo, y aunque la Fed se ajustara al guión marcado por los exigentes mercados, esto no garantizaría el fin de las turbulencias, según los expertos.

'Las dificultades fundamentales -deterioro de las perspectivas económicas y metástasis de la crisis crediticia- siguen presentes', señala Banco Urquijo en un informe. Los analistas de esta entidad no descartan que las Bolsas toquen nuevos mínimos, después de la elevada volatilidad sufrida en la última semana. El Ibex 35 sufrió el lunes la mayor caída de toda su historia, del 7,5%, y el jueves se apuntó el mayor avance desde su creación, en 1992, al subir de golpe un 6,95%. Esto permitió cerrar la semana con una pérdida del 3,77%, por lo que el balance anual arroja un descenso del 13,44%.

Unos bruscos altibajos que reflejan el nerviosismo de los inversores y que los principales actores del mercado, como los fondos de inversión, están apostando ahora por el puro trading (comprar y vender en el mismo día) para intentar sacar algún provecho de la situación.

Los expertos opinan que, una vez rota la tendencia alcista de la que han disfrutado los índices en los últimos cinco años, será difícil restablecer la confianza. Banco Urquijo explica que, después de que el mercado haya pulverizado varios soportes, el nivel de 13.500/13.600 puntos es una fuerte resistencia 'que puede rechazar el índice a la baja'.

Un jarro de agua fría puede llegar este mismo miércoles si la Fed decide dosificar al final su política monetaria, un escenario que barajan bastantes analistas. 'Es complicado. Después de haber bajado 0,75 puntos y por sorpresa, esperamos que no haya movimientos, aunque deje la puerta abierta a nuevos recortes en el comunicado. Además, las Bolsas están más tranquilas', comenta David Cano, socio de Analistas Financieros Internacionales (AFI).

Para José Luis Martínez, de Citi, la Reserva Federal aún tiene margen para bajar los tipos hasta el 2,5%, 'pero dudo de que lo haga esta semana'. Añade que 'el fondo del mercado es malo. Vamos a vivir mucha volatilidad'. Martínez apunta que las recetas para conseguir encauzar la situación pasan por más recortes de tipos y medidas fiscales, así como acuerdos a nivel internacional.

Crecen las incertidumbres

El crecimiento, bajo la lupa

El miércoles se publicará el PIB del cuarto trimestre en EE UU, lo que podría dar nuevas pistas sobre la situación en este país, aunque los peores datos se esperan para el primer trimestre. Algunas firmas de análisis ya dan por hecho que la economía ha entrado en recesión. También se conocerán datos de empleo de enero y diferentes indicadores de confianza.

Pesimismo sobre los beneficios

Las previsiones sobre los beneficios empresariales en Estados Unidos se han deteriorado en las últimas semanas. 'Cada vez hay más consenso acerca de que el crecimiento de los resultados sea este año cero o negativo', apunta la gestora BlackRock. æpermil;ste ha sido uno de los motivos que ha precipitado los índices bursátiles a la baja la semana pasada.

Dificultades para obtener liquidez

El acceso a la liquidez sigue siendo uno de los principales problemas que tienen las entidades financieras, con los mercados de capitales paralizados. Aún así, los principales bancos y cajas de ahorros españoles han presumido en sus últimas presentaciones anuales de resultados de contar con suficiente margen de maniobra para aguantar esta situación durante un tiempo.

Los diferenciales de riesgo, en máximos

Las primas de riesgo siguen reflejando que el panorama es muy incierto, después de que la pasada semana tocaran nuevos máximos. El índice iTraxx Europe Crossover, que mide el diferencial de la deuda de alto rendimiento europea respecto a la renta fija pública, alcanzó el lunes los 492 puntos, aunque el viernes se estabilizó en torno a 443 puntos.